Del predio donde la Policía encontró muerta a Sheila Alejandra Ayala, la nena de 10 años desaparecida desde el domingo, la Policía se llevó en un patrullero a uno de sus tíos. También retiró de allí a un amigo de la familia. Si bien por el momento no hay detenidos, pusieron la lupa sobre algunas de sus declaraciones.

Fue momentos antes de que hallaran a Sheila sin vida adentro a metros de su casa de San Miguel y del predio donde vivía el tío. La nena fue hallada por los investigadores en un hueco ubicado detrás de un paredón.

El hombre que la Policía se llevó del lugar también vivía en ese lugar donde la nena estaba jugando el domingo cuando desapareció. También fue trasladado a la comisaría un amigo de la familia.

Según fuentes del caso el familiar sería Martín, uno de los tíos paternos de Sheila, quien había dicho este miércoles: "Se la llevaron de acá adentro, fue un familiar de ella, de parte de la mamá. De nosotros no creo, no creo que seamos alguien para secuestrarla. Nosotros no somos así".

"No se que pasó pero algo hay acá, supuestamente la madre tiene una deuda, supuestamente por droga, y no lo quiere decir todavía. La madre tiene que hablar. Todos creemos que es eso y la madre de ella (la abuela de Sheila) también sabe" indicó Martín.

A la luz del hallazgo del cuerpo, los investigadores empezaron a pensar que quizás el tío habló sobre supuestas deudas de drogade la madre de la nena para desviar la búsqueda. Por eso se decidió interrogarlo en profundidad.

Yanina, la mamá de la chiquita, había destacado por su parte que el domingo su hija había desaparecido cuando estaba jugando con una amiga en la puerta de la casa donde vive con el padre. Esto fue leído ahora como una acusación velada.

"Sheila se perdió ahí adentro y es alguien que el papá sabe y no me quiere decir", dijo este miércoles Yanina, su madre.

"Ellos (la familia del padre) lo que dicen es que Sheila estaba jugando, que el portón estaba abierto, y que una persona mayor se acerca y le grita 'Sheila'", contó este miércoles Yanina en diálogo con los medios de prensa. "Y Sheila dice 'tía' y se va con esa persona, pero no existe esa tía", explicó.

Por su parte, Juan Carlos, el padre de la nena, afirmó: "La madre me dijo que me iba a hacer algo que no me iba a olvidar pero yo no le di importancia porque siempre amenazaba con lo mismo".

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate