El escenario político pre electoral en General Pueyrredon ingresa en etapa de definiciones. A tres días del cierre de las alianzas, el juego está abierto, las negociaciones toman calor y los precandidatos deambulan entre internas partidarias y alianzas, algunas que podrían llegar a sorprender más de lo esperado.

El intendente Arroyo, que ya advirtió que quiere ir por la reelección, abrió hace tiempo una lista de postulantes a administrar el municipio a partir del próximo 10 de diciembre. Mientras Consenso 19, la fuerza que a nivel nacional conduce Roberto Lavagna, resuelve si presenta postulante y quién; con volantes en vía pública que promocionan al diputado provincial Guillermo Castello como opción desde Cambiemos, otras seis figuras se mantienen en la misma carrera y con chances reales: el ex intendente y referente de Acción Marplatense Gustavo Pulti; los concejales Vilma Baragiola (UCR) y Ariel Ciano (Frente Renovador), los diputados nacionales Fernanda Raverta (Unidad Ciudadana) y Guillermo Montenegro (Cambiemos) y el legislador provincial Maximiliano Abad (UCR). El último miércoles ya anticiparon sus proyectos en el regreso de “Estudio Político”, el ciclo periodístico de Canal 10.

arroyo.png

En el oficialismo no se descarta alcanzar alguna lista de unidad para llegar a las primarias de agosto sin mayores debates. Un objetivo que necesita bajar egos y, en más de un caso, apretar la nariz y aceptar lo que se resistía. Todo sea por Cambiemos. Los números parecen favorecer a Baragiola, pero el apoyo original abriga a Montenegro, el elegido de María Eugenia Vidal. Lo abriga desde los afiches, donde se los ve abrazados. Un guiño que a otra distancia también le hizo a Abad. El diputado sumó además voces desde Marcos Peña a la ministra Patricia Bulrich que lo respaldan.

En medio de tantas especulaciones y rumores, asoma una certeza: Montenegro es el elegido por la gobernadora Vidal en caso de que no haya PASO en Cambiemos.

El intendente es otro gran problema: aunque renieguen, aunque lo saquen de cuadro en cuanto acto compartan, lo necesitan adentro. Los puntos que aporte (que creen son pocos pero valiosos) pueden definir la elección.

Existe la posibilidad de que el intendente Arroyo y la concejal Vilma Baragiola se unan en una sola lista. Por lo que pudo averiguar Ahora Mar del Plataya hubo algunas reuniones entre los asesores de ambos para ponerse de acuerdo.

Ciano sigue firme pero en la nebulosa que genera Sergio Massa con sus negociaciones entre el kirchnerismo y la distancia cada vez más amplia con Alternativa Federal. El resultado final puede dejar al concejal lejos del sueño de la intendencia pero cerca de una banca legislativa en Provincia y Nación. Algo similar ya hizo con Javier Faroni a mitad de campaña, en 2015.

La que espera su oportunidad local es Raverta. El justicialismo nunca pudo gobernar el distrito. Y siente que la oportunidad está más cerca que nunca. Carga con el reconocimiento de Cristina Fernández, el aval del precandidato presidencial Alberto Fernández y el elegido para jugar la carta provincial, Axel Kicillof. Tiene por supuesto la fuerza de la militancia, pero todavía le cuesta calar entre el voto independiente.

Sonrió en “Estudio Político” cuando a Pulti le tocó dar un sí o un no por la implementación de las colectoras. Al ex intendente le vendría muy bien colgar su boleta de la fórmula kirchnerista, donde tiene buenos vínculos que le quedaron de sus ocho años de gestión. Pero prefirió jugar su carta: “Un programa común y una PASO grande para toda la oposición en Mar del Plata”, dijo ante las cámaras. Por si no se entendió, acaba de repetirlo en los últimos días con un pedido explícito a Raverta y Ciano para disputar en agosto una interna común.

Es que ni los que parecían confirmados tienen la certeza de mandar ya mismo a imprimir las boletas para las primarias de agosto. No hay un solo postulante que sepa si llega y con qué sello en busca de confirmar candidatura para octubre. La cuenta regresiva, frenética y pura tensión, se termina para ellos el miércoles a medianoche.

Comentá y expresate