La Provincia realizó un balance de los trabajos llevados a cabo durante la intervención del Consejo Escolar y afirma que ya se realizaron más de 200 reparaciones en escuelas de General Pueyrredon.

Según explica, el trabajo se desarrolló en forma conjunta con otros organismos de la Dirección General de Cultura y Educación, como la Subsecretaría de Recursos Humanos, la Dirección Provincial de Consejos Escolares, la Auditoría General y la Dirección provincial de Infraestructura Escolar.

El informe detalla que" en abril se trabajó en 76 establecimientos educativo, y se realizaron más de 92 reparaciones, de las cuales en su mayoría eran urgentes pero no implicaban el cierre de los servicios educativos. En tanto, en mayo se trabajó en 104 establecimientos educativos y se efectuaron 190 reparaciones".

Los rubros que requirieron mayor atención fueron los relacionados con sanitarios, plomería, cubiertas, desratización, desinfección, electricidad y calefacción.

Al mismo tiempo, confirmaron que se está trabajando en la planificación de obras en más de 35 escuelas. Y Por otro lado, se acordó con autoridades municipales los trabajos de poda y desmalezamientos.

Otro de los datos aportados es que desde enero de este año hasta el inicio de la avocación en el mes de abril, el Consejo Escolar tenía sin ejecución un total de 14 obras con riesgo de inicio, y en este periodo de gestión se adjudicaron once obras.

También se optimizó el trabajo de las dos cuadrillas existentes en el Consejo Escolar, "lo que logró brindar respuesta a diversas escuelas en arreglos, reparaciones y cambios menores en materia de electricidad, pluviales, plomería, herrería, limpieza y destapes cloacales, entre otros trabajos".

Por otro lado, afirma que "se puso en marcha el encendido de un total de 1.800 calefactores, 43 calderas y equipos de aire de todo el distrito". Además se está efectuando un relevamiento de aquellos que no pudieran ser puestos en funcionamiento, los cuales “se presupuestarán y se solucionarán en la brevedad”.

Se dividió el distrito en 10 zonas, adjudicando a cada proveedor una zona céntrica y una periférica para una distribución más equitativa para los contratistas, "incrementando en esta gestión la cantidad de proveedores de este servicio".

El informe indica que “en algunos establecimientos educativos la puesta en marcha, especialmente las escuelas que cuentan con un sistema de calefacción por calderas, no se ha podido solucionar debido al estado de las mismas y a la falta de medidas preventivas ya que estas reparaciones se deberían de haber realizado desde el momento que fueron informadas en el año 2017”.

“Las escuelas que se encuentran con esta problemáticas si bien son un número pequeño, se establecieron como prioridad, y los calderistas están realizando los presupuestos necesarios para dar respuesta urgente a esta necesidad”, describe.

También se llevó a cabo el proceso licitatorio de Transporte, mediante procedimiento de licitación privada y contratación directa por el período de dos meses. Los recorridos "fueron cubiertos en su totalidad con la incorporación de nuevos proveedores". Se trabajó con la Dirección de Logística, "desvinculando a proveedores observados por medio de la auditoría interna, con su consecuente denuncia penal". En junio "se realizará una nueva licitación para cubrir los meses de julio hasta la finalización del ciclo lectivo en el mes de diciembre".

Por otra parte, "se ordenó el Servicio Alimentario Escolar", con un presupuesto mensual de aproximadamente 12.000.000 pesos. El servicio se encontraba bajo la administración de los directivos de las escuelas, de forma descentralizada, observando variaciones de precios sobre un mismo producto.

Por eso, según explica el balance, "se planificó la ejecución de una licitación pública basada en la centralización del servicio desde el Consejo Escolar, unificando un único menú mensual para todo el distrito, basado en los estándares de nutrición fijados en el pliego de bases y condiciones generales establecidos por el Ministerio de Desarrollo Social".

También está planificada la licitación pública con fecha de apertura entre el 20 y el 30 de junio, para brindar el servicio entre el 1 de julio al último día hábil del 2019.

Durante la intervención se rediseñaron los circuitos administrativos "para una mayor celeridad y eficiencia en la gestión, así como también se reordenaron los espacios físicos para optimizar el procedimiento como por ejemplo en emergencias, urgencias y compras, evitando así la superposición de tareas".

En la oficina Contable se revisaron los pagos pendientes, pudiéndose realizar los pagos de los meses de octubre, noviembre y diciembre 2017, regularizando casi en su totalidad las obligaciones contraídas con distintos proveedores y contratistas de los servicios de matafuegos, alarmas, Servicio Alimentario Escolar y transporte.

Comentá y expresate