La posibilidad está abierta y el proyecto recorre pasillos del gobierno provincial con miras a tener un escenario más claro sobre los que se puede encontrar en poco más de dos meses, cuando el verano abra sus puertas.

Fuentes de la gestión bonaerense dejaron trascender que evalúan la posibilidad de habilitar un fin de semana para poner a prueba la dinámica turística a efectos de tener más datos para definir qué temporada se puede dar desde las fiestas de fin de año en adelante.

Sería, en caso que se den todas las condiciones, un momento para poner a prueba protocolos que aún quedan pendientes y ensamblar con otros que ya están en práctica en los distintos distritos que acaparan la atención de los viajeros.

Según publicó el diario El Día de La Plata, la fecha elegida sería a mediados de noviembre y para su programación sería determinante el escenario epidemiológico que presenten los principales puntos turísticos, entre ellos Mar del Plata.

Señalan que la fecha tentativa es entre el 21 y 23 de ese mes, en coincidencia con el fin de semana largo. Pero, de acuerdo a la publicación periodística que cita fuentes del gobierno bonaerense, “podría ser otra fecha, sin necesidad de que sea un feriado”.

Algunos municipios tienen algunos pasos previstos que encajarían con esta chance de una prueba piloto. Pinamar brindará este mes una serie de cursos a personal de alojamientos turísticos para que se capaciten con criterios incluidos en los protocolos sanitarios para el rubro. También Villa Gesell avanzó hace un par de meses con estas experiencias, a fin de tener a trabajadores de temporada preparados para las exigencias y cuidados del nuevo escenario.

Desde la provincia insisten en que resulta necesario ajustar controles para mejorar condiciones y así pensar en una posibilidad real de una temporada. Distinta a las anteriores, muy particular, pero sí con una dinámica propia de verano.

Rubros como la gastronomía ya tienen protocolos aprobados y aplicados, por lo que se podrían implementar en el caso que se dé este test previo a la fecha habitual de inicio del movimiento turístico estival. Quedan aún por resolver otros, entre ellos el de funcionamiento de balnearios.

En el caso de General Pueyrredon, el municipio ya dio visto bueno a la propuesta presentada por los concesionarios de paradores. El texto fue remitido a la provincia, donde deberá ser evaluado y, de ser necesario, corregido.

Comentá y expresate