Mar del Plata sigue en Fase 4. Autoridades provinciales anticiparon al intendente Guillermo Montenegro que, a pesar del brote que se dio durante todo el mes de julio y el pico de 84 casos que se detectó este viernes, todo seguirá igual por aquí.

A la hora de tomar semejante determinación los responsables sanitarios y políticos bonaerenses habrían tomado en cuenta que el número de positivos es importante pero acorde a la dimensión del distrito.

Eso significa que los más de 750 contagiados acumulados solo en este mes apenas generaron ocupación de cinco respiradores artificiales de los más de 170 que tiene disponible General Pueyrredon en sus distintos establecimientos de salud.

Y también jugó a favor esta proporción entre nuevos casos y altas a recuperados que deja un número de pacientes activos no tan alto (421), lo que significa también reducir los riesgos de expansión de la enfermedad.

Comentá y expresate