Matías Montín recibió este martes el alta clínica pero deberá seguir en Mar del Plata hasta obtener el alta médica, luego de estar siete días internado en el Hospital Privado de Comunidad tras ser víctima de un ataque a botellazos en el boliche "Ananá", de La Normandina.

El joven, de 20 años, sufrió una fractura de cráneo y tiene un hematoma que los médicos controlarán con frecuencia. "Es importante que está con vida, que lo estamos sacando, pero hay una frase que dicen los médicos: 'A partir de ahora tiene que hacer la vida de una persona de 80 años'", expresó Enrique, el padre de Matías.

"Tenemos que tener extremos cuidados con un montón de cosas que no puede hacer, como ver una película de terror. No puede tener emociones. El tratamiento que viene va a ser importante para su recuperación si queremos que no le quede ningún tipo de secuela", explicó Enrique en diálogo con Todo Noticias. "Los médicos dicen que son seis meses o un año, yo creo que Matías en seis meses va a estar bien, haciendo su vida normal. Soy muy positivo con eso", agregó.

Sobre la actitud de la víctima cuando conoció la recuperación que le espera, Enrique explicó que "Matías de entrada no lo tomó bien, no le gustó, pero le hicimos ver que está vivo. Gracias a Dios puede hacer la vida de un señor de 80, hace una semana no sabíamos si iba a poder caminar, abrir los ojos o si salía de esta. Le hicimos comprender eso, pero es un camino largo, estos seis meses van a ser difíciles para contenerlo". "Tenemos el alta clínica pero no el alta médica, por eso vamos a seguir en Mar del Plata hasta que le den el alta médica para volver a Buenos Aires", sostuvo Enrique.

El padre de la víctima dijo que "deben soldar los huesos del cráneo y el hematoma que tiene adentro debe absorberse. Él tiene el cráneo abierto, está partido en tres. La fractura de él es una fractura normal, lineal, no es grave. Pero es larga. Tiene que soldar eso y lo más importante es que se vaya el hematoma, que le puede dejar secuelas".

"Nos tenemos que quedar en Mar del Plata para que le sigan haciendo los controles. Cuando me digan que pueda viajar en mi auto, iremos a Buenos Aires. Le van a tener que seguir haciendo tomografías por el coágulo que tiene en el cerebro", concluyó el padre de Matías Montín.

Comentá y expresate