El empresario del Grupo Insud, Hugo Sigman, encargado a través de Mabxience de la producción del principio activo de la vacuna de AstraZeneca en la Argentina que luego se envía a México para su proceso final, habló el lunes sobre los avances en el tema hasta el momento y explicó que si por ahora aún no hay resultados firmes sobre las dosis es porque la empresa mexicana que debe encargarse de esta etapa, el laboratorio Liomont, tuvo problemas para hacerse de ciertos insumos con alta demanda en medio de la segunda ola de la pandemia.

En una nota publicada por el diario El País, la firma mexicana le respondió al argentino y aseveró que “cuenta hoy con el abasto de todos los insumos necesarios, por lo que está en marcha la formulación y envasado”.

“La transferencia de tecnología de una vacuna es un proceso riguroso que puede tomar hasta tres años”, indicaron desde el laboratorio mexicano y confirmaron que recién en marzo pasado consiguieron la licencia y el permiso de manufactura.

“En el caso de la vacuna contra el Covid-19, se ha logrado llevar a cabo la transferencia de tecnología en un tiempo récord”, insistieron pese a los comentarios de Sigman, quien afirmó también que salvo Israel, Estados Unidos y Gran Bretaña, “todos los países experimentan retrasos en la llegada de las dosis comprometidas” y que su firma no tiene potestad ni influencia para decidir en qué país se realiza la formulación del principio activo y el llenado de los viales.

“Al día de hoy mAbxience ha cumplido y fabricado el principio activo al que nos habíamos comprometido, tanto en tiempo como en cantidad. Una vez envasado en México (y ahora, de manera provisoria, también en Estados Unidos), este principio activo volverá en forma de vacuna exclusivamente a los países de América Latina”, dijo además el argentino. De todos modos, ni desde AstraZeneca ni desde Liomont hablaron sobre esta posibilidad de incluir al país gobernado de Joe Biden en el acuerdo.

Los plazos estipulados indican que tras comenzar con el envasado del fármaco, se debe iniciar un periodo de pruebas y certificaciones para garantizar los estándares de producción de la vacuna y que la duración sería mínimo de cuatro semanas. De acuerdo con lo informado por la administración del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, hasta el momento hay 18 millones de vacunas almacenadas en el país que llegaron desde la Argentina.

Ambos países están particularmente interesados en acelerar este acuerdo, al que llegaron meses atrás los presidentes López Obrador y Alberto Fernández, una herramienta clave para frenar la curva de contagios de Covid-19 en las dos naciones. A México de esta producción de la vacuna de AstraZeneca le llegarán 77 millones de dosis mientras que en la Argentina ese número será de 22 millones.

Comentá y expresate