De regreso en la Argentina, Jimena Barón visitó Cortá por Lozano, programa en el que se prepara para debutar como conductora en febrero durante las vacaciones de Verónica Lozano. No faltó un tema obligado: el apetito sexual de la actriz,hoy responsabilidad de Mauro Caiazza.

El bailarín fue el encargado de llevar el tópico al diván. En un divertido video que mostraron al aire, Mauro se preguntó: "¿Es normal que una persona se ponga de tan mal humor si pasan uno o dos días sin que haga el amorcon su pareja?".

Entonces, Jimena tuvo que explicar. Contó que el bailarín sólo "zafa" si se siente mal o si está alejado por trabajo, pero en caso de que se quede a dormir con ella, la acción es obligatoria. Su justificación es que el noviazgo es muy nuevo y el sexo es fundamental para mantener la relación de pie.

"Si está ahí al lado mío, ¿por qué no? ¿Cómo van a pasar dos días durmiendo al lado mío? Que duerma en su casa. Vemos una peli también, pero ahora no me lo dosifiques", bromeó. Su hijo, Momo, estaba sentado al lado pero seguramente percibió que no era un tema que le incumbía, porque en medio de la charla abandonó el diván y se ubicó detrás de cámara.

La actriz se refirió también a su última pareja, Daniel Osvaldo, y admitió que en el final, ya ni quería compartir la casa con él (ella no lo mencionó por su nombre). Pero durante los momentos felices, el sexo sí era constante. "Yo soy brava siempre, eso me parece muy importante. Mantiene una energía, un deseo, un gustarse. A mí me pone contenta, no te voy a mentir", comentó.

Por último, dio una última explicación sobre la necesidad de explorar las sábanas. "De verdad me trae contraindicaciones... me duele la cabeza y me trae malestar. ¿Si siempre fui así? Cada vez me pongo peor", cerró, según publicó TN.

Comentá y expresate