El empresario César Ciciotti, uno de los dueños del barco "Niño Jesús de Praga", que fue botado este jueves en Mar del Plata, manifestó la sorpresa que le generó el saludo de Alberto Fernández, quien destacó que la empresa pesquera "pueda crecer, pueda mejorar la producción argentina y que dé más trabajo".

"Me sorprendió el mensaje del presidente, es una satisfacción que a nivel nacional se sepa el nombre de una pequeña empresa", indicó Ciciotti en diálogo con Telediario, el noticiero de Canal Diez.

El buque pesquero mide casi 27 metros de largo y las autoridades del astillero Contessi, donde fue construido, aseguraron que la renovación de la flota de esta industria "es una realidad". "Son inversiones importantes, siempre estamos por encima de los dos millones y medio de dólares, tal vez tres", indicó Ciciotti.

A la hora de describir al barco, Ciciotti contó que "Es un fresquero muy moderno para que la gente pueda trabajar cómoda, trae una buena calidad de pescado, de marisco, con seguridad para la gente y protección para la intemperie".

Sobre la situación actual de la industria pesquera, sostuvo: "Todos sabemos como está la situación, no solo del país sino del mundo, el tema del coronavirus no es poca cosa. Hay buques que zarpan y se vuelven porque tienen gente infectada, tienen que pagar hoteles, hay buques que quedan amarrados... No es fácil, pero con trabajo y dedicación se sigue siempre".

Por último, Ciciotti contó las sensaciones que lo atravesaron mientras botaba el barco: "La realidad es que es una emoción muy grande. No se gestó ayer, y no son solamente gestiones. Es un barco que tenía que haber botado en agosto o en octubre, y se botó hoy por el tema de la pandemia", concluyó.

Comentá y expresate