La mirada del empresariado local y del sector bancario está centrada en el futuro político del presidente Alberto Fernández más que por el nombre del futuro ministro de Economía.

Esto es si el presidente optará por Sergio Massa o un hombre de su entorno; por una opción intermedia o por algún integrante de las filas del kirchnerismo que actualmente milite en la provincia de Buenos Aires bajo el entorno del gobernador Axel Kiciloff.

Es decir, si el Presidente mantendrá el rumbo actual; optará por una economía menos cerrada o se encolumnará al reclamo kirchnerista de acelerar la economía regulada.

Más allá de quien sea el elegido para reemplazarlo en su cargo, la renuncia de Martín Guzmán genera más incertidumbre y dudas sobre el futuro de la economía entre los principales empresarios del país.

image.png

Por eso y para poder analizar con mayor profundidad sobre las repercusiones de esta decisión, piden esperar hasta saber el nombre del nuevo Ministro de Economía, que se supone puede salir de la reunión que Alberto Fernández convocó en la Quinta de Olivos a su círculo más íntimo.

Desde compañías de diferentes sectores y asociaciones empresarias, se manifiestan sorprendidos por la salida de Guzmán y evidencian preocupación por la posible crisis institucional que generó la decisión del ahora ex ministro.

Admiten que el respaldo que el mundo corporativo le dio durante los últimos meses para que se mantenga en su cargo fue superada por la coyuntura que muestra la corrida cambiaria de los últimos días; el fracaso en reducir la inflación y el constante embate del kirchnerismo para lograr la eyección de Guzmán del Palacio de Hacienda.

Advierten, además, sobre el acelerado desgaste que está mostrando el gabinete de Alberto Fernández, con la salida de los principales funcionarios de las áreas que más relación tienen con el sector empresario.

image.png

Una grave crisis institucional

Un importante empresario califica la situación generada como de "alta gravedad institucional", porque se da en medio de un escenario de inflación descontrolada, subida constante del dólar, medidas de restricciones que amenazan con frenar el escaso crecimiento económico y una feroz interna en el seno del gobernante Frente de Todos.

"Los cambios dependerán quien asuma el cargo pero seguramente habrá un giro en la política económica", agrega otro hombre de negocios ligado al sector energético.

Para los empresarios las preocupaciones también pasan por saber si todo el equipo de Guzmán se va con el ex ministro, como las de energía y en especial la Secretaría de Comercio Interior, manejada por un funcionario de estrecha relación con Guzmán como es Guillermo Hang.

"El fuego propio y los números de la inflación aceleraron la salida de Guzmán", argumentan desde una de las empresas de más peso en el negocio agropecuario, donde al ex ministro lo valoran como un gran profesional que siempre tuvo una cordial relación con el mundo empresario. De hecho, lo recuerdan por su acierto en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), hecho que ahora hasta podría quedar en stand by de acuerdo a quien asuma el Ministerio de Economía en las próximas horas.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate