María De Cicco, la ex pareja de Ergün Demir radicó una serie de denuncias que incluyen lesiones, amenazas, estafas y violación contra el actor turco. Se trata del hombre que se hizo famoso por su participación en “Las mil y una noches”, la exitosa novela, que luego lo llevó al Bailando.

La primera denuncia la realizó el año pasado por violencia de género, donde relató todos los hechos que había vivido con él. "Todavía estaba bajo una manipulación psicológica de la que me costó muchos meses salir, mientras fui despertando y dándome cuenta, yo relataba los hechos tal cual me habían pasado”, explicó quien fuera pareja del actor entre diciembre de 2016 y marzo de 2018.

Y agregó: “La psicóloga que me atendía me iba diciendo diferentes cosas que yo me fui dando cuenta mientras en la relación estaba todo naturalizado porque era una tortura psicológica. Terminé desgastada físicamente, porque la tortura psicológica me llevó a tener manifestaciones físicas muy importantes, más allá de cosas que yo fui descubriendo, pastillas que me daba, todas las cosas que relaté en la denuncia”.

Terminé desgastada físicamente, porque la tortura psicológica me llevó a tener manifestaciones físicas muy importantes.

"Cada una de las causas van a ir encuadradas dentro de lo que me digan los abogados, porque yo las denuncias ya las hice. Hoy hice esta por violación, y ahora me van a llamar a ratificar la denuncia y a declarar”, sostuvo De Cicco en diálogo con Teleshow.

Según relató, se conocieron y empezaron una relación el 11 de diciembre de 2016, un día después de su cumpleaños. “Había venido mi familia de Córdoba, estaba parando en el hotel donde él estaba, y yo caí circunstancialmente. Me preguntó qué hacía en las vacaciones, una charla de cinco minutos, empezamos una relación telefónica y en Nochebuena fue por primera vez a mi casa a conocer a mi familia. Se fue al otro día a hacer temporada a Las Grutas y toda la estrategia, la manipulación, fue durante los dos meses que él estuvo allá. El 2 de marzo volvió de Las Grutas y se fue con los bolsos a vivir a mi casa”, recordó.

Ergum y María.JPG

“Al principio yo todavía no estaba con ese lavado de cerebro, me fue llevando, entonces yo decía: ‘Guau, es un hombre encantador’", reconoció De Cicco. “Me cantaba canciones, tenía un trato súper cordial, hacía el amor como una persona normal. Pero después de a poquito un día fue: ‘No uses más el teléfono, no María, ¿para qué vas a mirar televisión?’, y en esas charlas él me llevaba a confundirme y a manipularme psicológicamente", añadió.

Además, reveló extraños comportamientos del actor: “Mi casa era un terreno perfecto porque vivía sola, no dejaba entrar a nadie, me fue aislando de todo. El tema de la perversión era como premios castigo: me hacía hacer como un baño ritual de rodillas en mi bañera, y me vestía con su ropa. Y esos días que me ponía su ropa y se veía él frente a él, digamos, me hacía dormir en su cuarto a su lado, para eso me hacía hacer todo ese ritual. Y en mi habitación, que él llamaba ‘El cuarto del pecado’, era la que utilizaba y solamente entraba cuando venía a abusar de mí. Era tremendo porque se transformaba, era una persona fuera de sí en ese momento, y al otro día era una persona normal”.

“Él todas las noches se quedaba chateando con mujeres, vaya a saber lo que hacía. Se calentaba con mujeres, irrumpía en mi cuarto, yo durmiendo a las cinco de la mañana, lo veía aparecer desnudo y me agarraba como si fuese un trapo: ‘Vení acá’, y me violaba”, narró María, quien hizo públicas todas las perversiones que sufría en un libro, “Gaslight, el juego macabro de la seducción”.

Yo estaba durmiendo a las cinco de la mañana, lo veía aparecer desnudo y me agarraba como si fuese un trapo.

Cuando parecía que iba a salvarse de esta terrible situación, la fama del actor le jugó en contra: “Yo descubro una infidelidad, le cierro la puerta con llave de mi casa y le saco toda la ropa a la calle, le pedí que se fuera. Estuvo toda la noche afuera, vino la Policía, les pedía que se lo lleven y se sacaba fotos con ellos, hasta manipulaba a los agentes. Al otro día lo hice entrar, estuvo 24 horas en la calle, y lo perdoné, pero nunca más confié".

“Al otro día que se fue, terminé al borde de la muerte, en terapia intensiva literalmente, me salvaron de casualidad de una hemorragia tremenda y todos los profesionales me dijeron que fue un estrés post traumático. Después se fue y me curé sola, mirá qué casualidad”, dijo sobre el momento del punto final del vínculo.

“Yo fui a una comuna de Recoleta donde estaba el CIN (Centro Integral de la Mujer). Ahí donde me atendieron gratuitamente y me hicieron ver todo esto, me mandaron adonde radiqué la denuncia y conté los hechos. De todos esos detalles una quedó como denuncia civil, otra quedó por lesiones y amenazas, otra por estafas. Y este año le hice otra porque todavía tengo problemas por el departamento donde vivíamos, y la de violación. Voy por todas y cada una de las perversiones que tuve que vivir. Yo soy una persona que no soporta las injusticias, pero me tocaron la fibra más íntima de mi ser. Yo sané, me jugué, salí adelante, encontré el porqué y el para qué, y no pienso parar”, sentenció María.

Y contó que el año pasado se lo trató de notificar “y del juzgado llevaron la notificación a la Embajada de Turquía, pero él entró y salió del país como ciudadano francés. Entonces, la entidad que se va a ocupar ahora de notificarlo es Cancillería. Junto con la Justicia argentina, será quien lo notificará en las causas que considere para que a esta persona se lo pueda ubicar allá y después veremos. Esos son los pasos a seguir al ser ciudadano extranjero, no me importa lo que tarde pero voy a seguir, no bajo los brazos”.

Comentá y expresate