La tradicional “Semana Social” que la Iglesia realiza todos los años en esta ciudad, con participantes y disertantes de todo el país, tendrá esta vez su edición virtual en función de los cambios que requiere el escenario que disparó la pandemia por coronavirus en todo el país.

Las autoridades de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) anunciaron que las actividades se desarrollarán entre los próximos lunes a viernes, en formato de videoconferencia y con transmisión por YouTube.

Entre los participantes se anuncian varios funcionarios de gobierno, algo que también se había vuelto frecuente durante los últimos años. Confirmaron su participación la directora de Anses, Fernanda Raverta; el ministro de Educación, Nicolás Trotta, su colega de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié; el senador nacional, Martín Lousteau y el titular de Red Solidaria, Juan Carr, entre otros panelistas. Como cada año, la Comisión Episcopal de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) llevará adelante la Semana Social “para reflexionar sobre la realidad social de nuestro país”, en este caso de manera virtual y bajo las consignas “Nadie se salva solo” y “Llamados a remar juntos, hacia una conversión humanística y ecológica”.

Dentro del temario a llevarse cabo a lo largo de las cinco jornadas virtuales, se abordarán temas como “Forjar un mundo más equitativo”, “Propiciar el diálogo y la reflexión común” y “El día después: Pensando la reactivación económica”, entre otros.

semana social

Monseñor Jorge Lugones, titular de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social (Cepas), dijo que en este nuevo escenario “la pandemia, además de una tragedia puede ser una oportunidad” y recordó que frente a situaciones como esta “nadie se salva solo". “El desafío colectivo justamente puede ser esa conversión humanista y ecológica, donde podamos afianzar caminos de construir una sociedad más igualitaria”, afirmó.

Dijo que frente a ante esta realidad “se requiere una sensibilidad social y un sentido de fraternidad y solidaridad, que implica no solo inclusión sino también integración, sin los cuales no es posible el humanismo ni el cuidado de la casa común”.

Comentá y expresate