En medio de la despedida a Julen Roselló, el nene de dos años que cayó a un pozo de la localidad malagueña de Totalán (España) y cuyo cuerpo fue encontrado sin vida el viernes, los investigadores buscan determinar cómo fueron las circunstancias del hecho.

En base a las declaraciones que los padres y otros miembros del entorno de Julen hicieron a la Guardia Civil española, ésta fue la reconstrucción de los acontecimientos, que hizo el diario El Mundo.

El lugar

El domingo 13 de enero, alrededor de las 14 horas, Julen estaba en una finca sin urbanizar, que pertenecía al novio de la prima de su padre. La familia pasaba un día en el campo acompañada por amigos.

El pozo

El pozo donde cayó el nene se había abierto el 18 de diciembre, en forma ilegal, para buscar agua. El pocero asegura que lo selló con una piedra de gran tamaño. Pero, días antes de la tragedia, en el lugar se realizaron una serie de obras con maquinarias, que hicieron que la piedra se moviera y el orificio quedara libre.

Dónde estaba Julen

El niño estaba sentado en una zanja en forma de L de 35 metros de largo y cinco de ancho. Estaba comiendo un paquete de palitos salados. Llevaba un buzo rojo y azul marino y unas zapatillas. Su madre recibió una llamada telefónica y dejó al pequeño a cargo de su padre, que estaba haciendo una paella.

La caída

El hombre se fue por unos instantes a buscar unos troncos para hacer fuego para cocinar el arroz. Cuando levantó la mirada, vio cómo su hijo se precipitaba a través del pozo. Se acercó rápidamente para ayudarlo y lo escuchó llorar. Entonces, avisó a los servicios de emergencia.

La Guardia Civil compartió con El Mundo imágenes de los últimos metros que atravesó el niño. Son fotos y videos que están incluidas en un informe que el Instituto Armado trasladó al Juzgado de Instrucción N°9 de Málaga, a cargo de la investigación.

Embed

Se trata de una reconstrucción del camino que se considera que hizo Julen hasta el pozo ilegal, a través del cual se precipitó. En la galería de imágenes se puede ver la paellera, el arroz, la carne, las bebidas y las sillas de plástico que se iban a usar en el encuentro familiar que terminó en tragedia.

Embed

La autopsia

La búsqueda se extendió por 13 días. El cuerpo del niño fue encontrado el último viernes por la madrugada. Lo trasladaron primero al hospital Clínico Universitario de Málaga para someterlo a un estudio radiológico y luego al Instituto de Medicina Legal para practicarle la autopsia.

Según lo publicado en La Vanguardia, los primeros datos de la autopsia permitieron saber que sufrió politraumatismos al precipitarse de pie en el pozo, que sus brazos estaban hacia arriba y que el pequeño presentaba erosiones compatibles con roces en la caída.

De acuerdo a la posición en que fue encontrado el cuerpo, se cree que Julen sufrió una caída "rápida y libre" hasta los 71 metros, donde fue encontrado. Aseguran que murió el mismo día que cayó al pozo.

Tras el hallazgo, el agujero fue tapado con una lámina de acero de 600 kilogramos. La intención de las autoridades es rellenarlo y sellarlo, cuando la Justicia lo permita.

Comentá y expresate