“Vamos a ser millonarios con lo que vamos a recaudar". Efusivo como pocas veces, el intendente Carlos Arroyo anunció con bombos y platillos una de las medidas de mayor impacto desde que llegó al poder: el municipio implementará el sistema de fotomultas para sancionar a quienes cometan infracciones de tránsito en Mar del Plata.

Detrás de esa frase por demás optimista hay una trama oculta del negocio de las fotomultas. La Municipalidad impulsa un polémico convenio con la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de La Plata para implementar la iniciativa "antes de la temporada de verano", según estimó el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente.

"El objetivo es garantizar el ordenamiento del tránsito y la seguridad vial”, explicó Vicente. El principal punto que genera controversia se da por el porcentaje de la recaudación de las multas: el municipio cobrará apenas un 40% -un 26% menos de lo que percibiría a través de un llamado a licitación-, la UTN otro 40% y el restante 20% irá a las arcas de la Provincia.

Aunque el oficialismo había propuesto que se incrementara el porcentaje de la recaudación que recibiría la Municipalidad.

A fines de 2015 -un mes antes de dejar el poder-, Gustavo Pulti abrió la licitación pública Nº 21/15 para poner en marcha el sistema de fotomultas, con un presupuesto de casi 223 millones de pesos. La iniciativa contemplaba un 66% de la recaudación de las multas para la Comuna, apenas un 14% para el adjudicatario privado y un 20% para el gobierno bonaerense. En medio de una fuerte crisis financiera, ¿por qué el gobierno de Arroyo resignará un 26% de la recaudación?.

Dos oferentes se presentaron a la licitación. Uno fue la empresa Boldt por un monto de más de 160 millones de pesos. La otra oferta fue presentada por la Cámara de Empresa de Control y Administración de Infracciones de Tránsito de la República Argentina (Cecaitra) por casi 114 millones de pesos.

La propuesta de Boldt -una firma que operó con el sistema de fotomultas en las rutas bonaerenses- no recibió objecionespor parte de la Comisión Evaluadora. En cambio, la propuesta de Cecaitra no cumplió algunos puntos del pliego de bases y condiciones. Así, las condiciones estaban dadas para que Boldt se quedara con el negocio durante tres años en Mar del Plata. Pero en una decisión polémica, el gobierno de Arroyo dio marcha atrás con la licitación y avanza en la contratación directa con la UTN, que se ocupará de generar el software para las fotomultas. Se trata de una Universidad que, al ser estatal, evita el paso del llamado a licitación. Pero los antecedentes no son favorables: en la Oficina Anticorrupción existe desde 2011 un expediente iniciado por una denuncia anónima contra las autoridades de la UTN de La Plata por supuesta asociación ilícita y enriquecimiento ilícito por irregularidades en el sistema de fotomultas. La causa está en instancia de resolución.

Polémico convenio

Vicente salió a aclarar que "el convenio es entre una universidad estatal y el municipio, no hay intervención de ninguna empresa privada”. Sin embargo, el concejal del Frente Renovador Alejandro Carrancio denuncia que "detrás de la UTN hay una empresa, la Cámara de Empresas de Control y Administración de Infracciones de Tránsito de la República Argentina", que aportaría soportes para la instalación de equipos y mantenimiento. "Detrás de la UTN hay proyectos privados",afirma el concejal de Acción Marplatense Héctor Rosso.

"Esperemos que el acuerdo con una universidad pública no sorprenda con beneficios ocultos para un privado", advierte el concejal del Frente Renovador Lucas Fiorini. "Lo más lógico -dice- es llamar a licitación porque el convenio con la UTN no es transparente. El Estado municipal está en emergencia económica y no puede darse el lujo de resignar livianamente un 26% de una recaudación que se presume millonaria".

Para Fiorini, la iniciativa demanda una revisión desde el punto de vista legal. "Habrá que ver si el sistema por aplicar sintoniza y cómo con la ley 24449 de seguridad vial, que en el inciso G de su artículo 69 establece 'prohibir el otorgamiento de gratificaciones del Estado a quienes constaten infracciones, sea por la cantidad que se comprueben o por las recaudaciones que se realicen'”.

Comentá y expresate