Un nuevo grito de auxilio realiza el sector comercial marplatense ante la continuidad de medidas de restricción para la atención a clientes, situación que seguirá sin cambios según lo anunciado ayer tanto por el gobierno nacional como provincial.

Desde la Unión del Comercio, Industria y Producción (UCIP) local insistieron en el pedido para que se permita a los comercios minoristas el ingreso al local de uno o dos clientes para adquirir el producto requerido y que se impida a hipermercados la venta de artículos no alimenticios. "Las pymes, hacia la bancarrota", anticiparon en un comunicado.

Este reclamo se da con comercios que llevan tres semanas de atención al público en la puerta, dado que le retroceso a Fase 3 dispuesto para General Pueyrredon implicó un cambio de condiciones con ánimo de reducir circulación y contacto entre personas.

La conducción de la entidad recordó que el sector pasó 70 días a puertas cerradas y muy pocas semanas pudo tener cierta normalidad, ya que le incremento de los contagios llevó a las autoridades a rever medidas y volver casi al punto de partida.

“Nos preguntamos cuál es la diferencia que hay entre los rubros debido a la cual a los Hipermercados y otros comercios de alimentos que están abiertos (esenciales) sí les permiten el acceso de los clientes de a uno o dos por vez”, señalaron en un comunicado. “Frente a estas diferencias sin justificación es que desde la UCIP exigimos y reclamamos igualdad”, insistieron.

El presidente de la entidad, Raúl Lamacchia, advirtió que si no pueden trabajar van “directo a la desaparición de un alto porcentaje de comercios” de Mar del Plata como consecuencia del impacto por la situación de restricciones que se extiende.

“Los empresarios Pymes no somos la causa del aumento del contagio y muerte de nuestros vecinos”, dicen desde UCIP e insisten en el reclamo de apertura más amplia para el sector con cumplimiento de los debidos protocolos de higiene y seguridad sanitaria

Comentá y expresate