Stephen Hawking murió hoy a los 76 años, pero antes dejó una última profecía sobre el fin del mundo. Durante una cumbre en China, el físico dijo que la vida colapsará dentro de 600 años debido al aumento exponencial de la población y la demanda de energía que hay.

"Para el 2600, la población mundial estaría hombro con hombro, y el consumo de electricidad haría que la Tierra brillara al rojo vivo", planteó.

Hawking advirtió que, para esa fecha, la humanidad debería estar preparada para colonizar otro planeta, ya que el crecimiento exponencial de la población durante los últimos 40 años "no puede continuar en el próximo milenio".

"La Tierra será una bola de fuego ardiente". Una opción para colonizar otros planetas sería a través de "una nano-nave en el haz de luz".

"Tal sistema podría llegar a Marte en menos de una hora, o llegar a Plutón en días, pasar Voyager en menos de una semana y llegar a Alpha Centauri en poco más de 20 años". Con la tecnología actual, una nave espacial podría tardar 30.000 años en atravesar el viaje de 25 billones de millas (4.37 años luz) a Alpha Centauri.

Comentá y expresate