El Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires decretó este viernes la conciliación obligatoria para que se restablezca el servicio de transporte en Mar del Plata. Pero los choferes nucleados en la UTA no acataron la medida por tratarse de un conflicto de jurisdicción nacional y el paro de colectivos del servicio nocturno sigue el fin de semana largo.

Así, este viernes entre las 22 y las 6 de la mañana del sábado se repitió la medida de fuerza. Fue el quinto paro consecutivo.

El motivo de la medida de fuerza de la UTA es que las empresas agrupadas en la Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Fetap) no pagaron en tiempo y forma un incremento del 5,7% con el sueldo de septiembre.

La conciliación obligatoria se dio a conocer luego de una reunión mantenida en la sede de la dependencia provincial, de la que participaron el secretario de Gobierno Alejandro Vicente y el titular de Transporte y Tránsito Claudio Cambareri en representación de la Municipalidad, además de integrantes de la Unión de Tranviarios Automotores (UTA).

El Ministerio tomó la decisión tras un pedido elevado por la Municipalidad. “No hubo una intimación previa ni comunicación que permita conocer el conflicto del personal con su empleador, afectando con esta medida un servicio público esencial que presta el municipio”, dijeron desde la comuna. Sin embargo, el gremio no acatará la conciliación y el conflicto se profundiza.

Comentá y expresate