El titular de la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Carne, Pedro Lacuadra Montiel, se refirió a la posibilidad de un cierre de las exportaciones de carne y sostuvo que "Suspender la exportación es un error que no se puede cometer".

En diálogo con Telediario, Lacuadra Montiel habló de las cifras de exportación y sostuvo que "el tema de las exportaciones nunca superó el 20% de la faena de la carne. Ese es el porcentaje histórico. A veces, al contrario, cuando se exporta carne de mejor calidad es para subvencionar la carne que consume Argentina, que es el puchero, la paleta".

Asimismo, recordó que "en 2005, cuando se suspendieron las exportaciones para que baje el precio al consumo interno, eso no sucedió. Al contrario, desaparecieron los frigoríficos, tuvimos mucha gente desocupada. Es un problema suspender las exportaciones. Son errores que no se pueden cometer".

Mientras tanto, el precio de la carne en Argentina no para de subir. Ante esta situación, Lacuadra Montiel explicó: "Es un tema que se habló siempre, de cómo se formaba el precio desde que sale del campo a la carnicería. Depende de un montón de cosas: primero, la cantidad de hacienda que puede entrar a Liniers. Ahí se deforma el precio. Y después tiene el gasto del abastecedor, del matarife... Son un montón de componentes, los impuestos que se pagan. El precio en Liniers depende de la cantidad de hacienda que entre, de la época de lluvia, la cantidad de feriados que puede haber".

Ante las políticas del Gobierno para controlar los precios, sostuvo que "ahora se ha iniciado un control de precios. Hay que tener en cuenta que hay muchos impuestos que se pagan, el precio de la logística, del transporte. Hay un montón de cosas, no es fácil que no suba el precio de la carne. Hay que tener en cuenta los insumos para la gente del campo, que es en dólares, el precio del cuero prácticamente no tiene valor. El Gobierno tendría que tomar cartas en el asunto con más ahínco y dedicarse a eso".

La crisis económica profundizada por la pandemia y el incremento del precio de la carne impactó directamente en el consumo. "Nosotros notamos cuando ha bajado la faena de trabajo para nuestros compañeros de trabajo. Siempre fue entre 68 y 70 kilos el consumo per cápita de los argentinos y hoy está en 50. El precio de la carne ha pasado a ser un lujo. Se nota que la gente consume menos carne vacuna", concluyó Lacuadra Montiel.

Comentá y expresate