El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, fue claro con respecto al desafío que queda por delante con respecto a los préstamos internacionales tomados por el Estado nacional y advirtió que "ni este gobierno ni el próximo pueden enfrentar una negociación sin consenso político",

El mensaje llega cuando ya ha elevado al Congreso nacional un proyecto de ley para que los legisladores analicen, debatan y aprueben el reperfilamiento de deuda que se dispuso durante el inicio de la crisis económica y financiera que siguió al resultado de las últimas PASO, con victoria del candidato opositor Alberto Fernández.

"La Argentina necesita recuperar credibilidad y crédito en mediano y largo plazo, tanto en este mandato o en el otro", insistió el nuevo responsable de la economía del país, que ha dedicado el último mes buscar un ordenamiento de estas obligaciones y al mismo tiempo controlar los efectos de la gran devaluación.

A falta de 40 días para las elecciones y menos de tres meses para la fecha fijada para el cambio de mando, el gobierno todavía no logra que las otras bancadas se acerquen al oficialismo para avanzar con esta propuesta que busca dar una señal de diálogo y algo de certeza a los mercados del mundo.

El gobierno anunció entre sus primeras medidas post crisis el diferimiento de las fechas de vencimiento previstas para bonos de jurisdicción local. Fue una herramienta para escapar al default y mantener confianza ante miradas de pura desconfianza.

fmi lacunza.png

La respuesta a la fecha es una caída más que significaba de los títulos argentinos que cotizan en el exterior. La coyuntura actual, con enormes dificultades para la continuidad del gobierno, y las primarias con resultados muy favorables para el kirchnerismo generaron gran incertidumbre en los principales mercados internacionales.

Lacunza había advertido que no presentaría el proyecto de reperfilamiento a los legisladores antes de tener indicios de acuerdo con la oposición. Este jueves fue ingresado al Congreso y hay pocas certezas sobre el ritmo de avance que pueda tener en lo inmediato.

Durante una entrevista que compartió con Lacunza, el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, aseguró que al mismo tiempo el gobierno ya recibió 13 propuestas de bancos sobre cómo abordar el reperfilamiento de la deuda de jurisdicción extranjera.

Ahora se espera que alguna otra señal positiva pueda llegar tras el viaje que programó el ministro de Hacienda para la próxima semana, cuando se instalará en Washington para volver a tomar contacto con directivos del Fondo Monetario Internacional para repasar el resultado de las últimas medidas y la posibilidad de que llegue a la brevedad otra partida de los 56000 millones de dólares que el organismo prometió a Argentina.

Comentá y expresate