El Banco Provincia lanzó este miércoles una línea de Crédito Hipotecario Social destinado a familiascuyos ingresos mensuales formales e informales no superen los 6 salarios mínimos, vitales y móviles o $ 48.360a valores actuales. Además, no exige antigüedad en el empleo, ni tiene límite de edad, informó a Télam el presidente de la entidad crediticia, Juan Curuchet.

El préstamo se podrá utilizar para la adquisición, construcción, refacción y ampliación de una vivienda única, familiar y de ocupación permanente.

Para acceder al crédito sólo hará falta la constitución de un plazo fijo gratuito y depositar dinero ahí al cabo de 8 meses por un monto acordado con el banco en relación al nivel de ingresos.

El monto máximo del crédito es de $1.000.000, la financiación máxima será hasta el 80% del menor valor entre precio de compra y tasación y tiene un plazo de 15 años. La tasa nominal anual fija es de 6,20% sobre el capital ajustado por UVA.

Por otro lado, Curutchet precisó que en la actualidad “gracias a este esfuerzo, en el Bapro se saca un crédito de autos cada dos minutos y un crédito hipotecario cada 10 minutos” y evaluó que “los bancos públicos son como esos grandes buques que cuesta que arranquen pero que, una vez que lo hacen, cuesta frenarlos”.

El funcionario recordó que en la entidad crediticia estatal hay "varios créditos para la vivienda” y añadió que “para el tradicional, que está en muy buen ritmo, la gente lleva el recibo de sueldo, la certificación de ingresos -si es monotributista o autónomo- lo que le permite calificar de acuerdo al monto que le dé por su ingreso y hace el trámite como en cualquier otro banco”.

Sobre el crédito hipotecario social, graficó: “Nos guste o no hay mucha gente que no tiene recibo de sueldo porque tiene parte de sus ingresos en negro. Ahora esa gente se va a poder sentar delante del oficial de crédito del banco y decirle cuánto cobra”.

“¿Cómo demuestra que gana eso que dice? Depositando en un plazo fijo todos los meses un monto equivalente a lo que va a pagar de crédito hipotecario, con la cuota que dice que puede pagar”, explicó.

“Eso es una certificación crediticia que muestra la capacidad de pago de la persona. Entonces, al cabo de ocho meses, califica para el crédito. Nosotros no pedimos ningún ingreso mínimo. De hecho, el crédito hipotecario más bajo que dimos fue el General Villegas por un total de $ 300.000 para un trabajador de seguridad privada que tenía otra fuente de ingresos en negro”, resumió.

Curuchet evaluó que “en la práctica, yo veo que la mayoría de los trámites del Banco Provincia son ingresos de un combinado familiar: pueden ser 2 ó 3 sueldos de entre $ 20.000 y $ 40.000. Son todos sectores que no calificaban un año atrás para una hipoteca”, acotó.

Luego, anunció que con el objetivo de mejorar las líneas de créditos buscarán “ampliar la frontera de crédito hipotecario, financiar un porcentaje más alto de la casa y tener menos requisitos”.

Sobre esto, remarcó que "desde la semana pasada permitimos que un tercero, el padre o un suegro típicamente, pueda aportar su inmueble en garantía porque muchas propiedades de la provincia no tienen los papeles en regla, entonces los bancos rechazan”.

“Me encantaría que desapareciera el concepto de ‘apto banco’. Habría que flexibilizar las normas de modo que se puedan comprar más propiedades porque la gente se mudaría y no lo puede hacer por una cuestión de papeles. Con (la gobernadora María Eugenia) Vidal queremos abrir la hipoteca en la mayor cantidad de casos posibles”, finalizó.

En cuanto a la cantidad de beneficiarios de los créditos sociales de vivienda, explicó que “irá de mayor a menor: primero en algunos lugares, serán centenares y después decenas y decenas de miles".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate