El Juzgado Correccional N°2 absolvió a María Larsen de ser coautora de las estafas cometidas por el periodista económico Daniel Viglione. La empresaria decidió romper el silencio y cargó contra su ex empleador: "Nos estafó a todos", aseguró.

"Mis amigos perdieron plata. Yo perdí 50 mil dólares por la venta de una propiedad, uno de mis hijos 15 mil dólares y otro 12 mil", declaró ante la prensa luego de que la jueza Ana Fernández la absolviera.

"Nosotros le creíamos a Viglione como sus clientes. Durante estos tres años se cayó mi vida, fui amenazada de muerte", detalló Larsen. Según dijo, "no hubo jamás una transferencia de dinero" a su nombre "a Uruguay y a España".

"A los 58 años me dieron una posibilidad de trabajo, es muy difícil conseguir trabajo en Argentina", se justificó Larsen al mismo tiempo que argumentó que ella era una "simple empleada".

"Todos los empleados decían que yo era un empleado más, no sé por qué tuve que vivir esta tortura de tres años", agregó.

Además, cargó contra Julio Razona, abogado de más de 50 víctimas: "Hace todo para la prensa, es muy mal abogado".

Larsen llegó al juicio acusada por la fiscalía de ser socia de Viglione y podía haber sido condenada a 6 años de prisión.

Los investigadores detallaron que no se pudo determinar que Larsen fue coautora de las estafas y en otros casos una participante esencial para que se lleve adelante la estafa.

Comentá y expresate