Los participantes del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) esperan para 2019 una inflación general de 40,0% y para el 2020 una inflación general de 27,0%.

Los analistas del continúan previendo un sendero decreciente de la inflación general en los próximos meses: 2,6% en junio (-0,1 p.p.); 2,5% en julio y 2,4% en agosto (+0,1 p.p.). En diciembre esperan que la inflación sea de 2,2% (-0,2 p.p. respecto del pronóstico implícito en el REM de mayo).

A su vez, los analistas modificaron a la baja sus expectativas sobre el nivel de tipo de cambio nominal para los próximos meses, manteniendo un sendero levemente creciente: $44,1 para julio, $46 para agosto y $47,5 para septiembre. Para diciembre de 2019, esperan un tipo de cambio de $50,2 lo cual implica una caída de $0,8 respecto al relevamiento del mes previo.

Por otra parte, bajaron las proyecciones sobre la tasa de interés de política monetaria. Para julio estiman una tasa promedio de LELIQ en pesos de 61,65% y un sendero descendente hasta alcanzar 55% en diciembre de 2019 (el mismo valor de la encuesta previa).

Según publicó Infobae, en los supuestos de la proyecciones macroeconómicas posteriores a las próximas elecciones generales de octubre no sólo pesa la incertidumbre sobre quién ganará: si el oficialismo o si retorna una corriente dominada por línea que gobernó entre 2007 y 2015; sino también el freno que impone la postergada reformas estructurales en materia de reforma del Estado, previsional, laboral y tributaria, porque son las que se requieren para poder aspirar a una tasa de inflación sustancialmente menor.

Comentá y expresate