En la madrugada de este miércoles tuvo lugar un terremoto en el sureste de Afganistán, donde murieron más de 1.000 personas y más de 1.500 resultaron heridas. El sismo dejó imágenes impactantes.

El Jefe del Departamento de Información y Cultura de la provincia de Paktika, Mohammad Amin Hozaifa, dijo que esas cifras corresponden solamente a los distritos de Gayan y Barmal, por lo que se espera que el número de víctimas fatales pueda ascender en las próximas horas.

Se trata del terremoto más mortífero para Afganistán en dos décadas. Ocurrió a la 1:24 am a unos 46 kilómetros (28,5 millas) al suroeste de la ciudad de Khost, que se encuentra cerca de la frontera del país con Pakistán, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).

El Servicio norteamericano informó que la profundidad registrada fue de tan solo 10 kilómetros y le asignó al sismo un nivel de alerta amarilla, lo que indica que el impacto se va a mantener localizado.

Las imágenes difundidas de la provincia de Paktika, al sur de la provincia de Khost, muestran las casas que quedaron destruidas entre los escombros, con pequeños detalles de pie y paredes rotas.

"El momento del terremoto, en la oscuridad de la noche y la poca profundidad de 10 kilómetros de su epicentro provocaron un mayor número de víctimas", dijo Najibullah Sadid, un experto en gestión de recursos hídricos afgano.

Sadid señaló que el terremoto coincidió con fuertes lluvias monzónicas en la misma región, lo que provocó que muchas casas, al estar hechas de barro y materiales naturales, estuvieran particularmente indefensas y vulnerables a los daños.

El Ministerio de Defensa de Afganistán informó a través de Twitter que un equipo de médicos y siete helicópteros fueron enviados al área para transportar a los heridos a hospitales cercanos.

Las imágenes del terremoto en Afganistán

image.png
image.png
image.png
image.png
image.png
image.png
image.png
image.png
image.png
image.png

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate