Las “lanchitas amarillas” no salen del Puerto de Mar del Plata desde el pasado 5 de febrero. La inactividad de las tradicionales embarcaciones se debe a un conflicto por una nueva disposición del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires y Prefectura Naval, que les exige una doble balsa.

Tras las prórrogas otorgadas desde el año pasado y luego de una reunión que se realizó el jueves en Buenos Aires con autoridades gubernamentales y de Prefectura, los propietarios de las lanchitas no pueden abandonar el puerto si no adaptan los barcos a esta medida.

“Ya tenemos una balsa para diez personas y somos seis o siete en cada lanchita amarilla descubierta. Pero nos piden una más y no tenemos lugar físico para ubicarlas”, explicó Juan Carlos, uno de los propietarios, a Ahora Mar del Plata.

El conflicto se extiende desde “hace unos cuantos meses”, según detalló. “Nos vienen dando prorrogas y llegamos a una instancia final. No nos quieren prorrogar más, pero dicen que lo están estudiando los ministerios de Seguridad de Provincia y Nación. El problema es que nos metieron en la misma bolsa de los barcos más grandes, porque es una medida para ese tipo de barcos”, señaló.

“Desde el 5 de febrero estamos así y no podemos salir a pescar porque nos exigen la doble balsa – continuó el hombre, que hace más de 40 años trabaja en el sector junto a su familia–. Nos han hecho gastar una infinidad de dinero en trajes de inmersión, como tienen los grandes barcos que van al sur, tenemos el doble de chalecos salvavidas para la cantidad de tripulantes”.

Al mismo tiempo, explicó los motivos de la nueva disposición: “Si la lancha se escora, entonces la balsa queda bajo del agua y la segunda se puede tirar para otro lado. No hay espacio en el barco para otra balsa, no sabemos dónde quieren que las pongamos”.

En el Puerto local quedan solo 15 lanchitas amarillas que más allá de ser una postal tradicional de la ciudad, son la fuente de ingresos de más de 15 familias.

Por eso, los propietarios y tripulantes insisten con ser escuchados. Tras la reunión del jueves, según explicó el dueño de una de las embarcaciones, deberán presentar una serie de documentos. “Van estudiar el tema y ver si nos pueden dar otra prórroga, pero seguramente esta semana estemos parados también”, lamentó.

Comentá y expresate