El Departamento de Estudios Sociales y Económicos (DESE) de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) de Mar del Plata reflejó una caída del 32% en las ventas del sector comercial para agosto en comparación con el mismo mes del 2019.

Si bien la caída es menor respecto a julio, donde la contracción alcanzó el 37%, este resultado se debe en primer lugar que el séptimo mes del año tuvo una caída abrupta por la ausencia total del turismo durante las vacaciones de invierno y en segundo lugar, porque en agosto de 2019 hubo una importante caída de ventas ligada a la repentina estampida del dólar después de las elecciones PASO 2019.

“Finalmente este leve repunte se vio opacado sobre el final de agosto con el retorno a fase 3, situación que hace que casi el absoluto de los comerciantes auguren una importante baja para el mes de septiembre”, explicó Raúl Lamacchia, presidente de UCIP.

Ante la pregunta de cómo esperaban que evolucionen las ventas en los próximos tres meses, es decir septiembre, octubre y noviembre, el 43,6% consideran que bajarán, el 41,8% cree que se mantendrán igual y el 14,5% proyecta que aumentarán.

Respecto a la variación de ventas que consideraban que se podría producir entre agosto y septiembre el 45,5% dijo que se producirá una caída de entre el 1 y 25 por ciento; el 23,6% que no tendrán variación; el 20% considera que caerán más del 50%. En cambio, el 9,1% pronostica que crecerán entre un 1 y 25%; el 1,2% cree que será entre el 26 y 50% y sólo el 0,6% de los encuestados cree que será más del 50%.

Si bien los comerciantes no han tenido grandes inconvenientes con la entrega de mercadería, ya que el 69,1% dijo haberla recibido en tiempo y forma; el relevamiento resalta que las entregas de agosto han llegado con un aumento promedio del 16%. A pesar de ese aumento, solamente el 52,7% decidió trasladar el total al valor del producto;el 32,7% no lo hizo en su totalidad; el 12,7% no lo trasladó; y solo el 1,8% no está recibiendo mercadería con variaciones en el costo.

Por último, el presidente de UCIP, manifestó “el sector comercial reclama certezas para poder realizar su actividad". "La incertidumbre que generan las decisiones repentinas que perjudican de forma directa al comercio hacen muy difícil llevar adelante el derecho que todos tenemos que es el de trabajar”, sostuvo.

Además agregó “los comerciantes nos manifiestan esta situación no solo en este relevamiento sino diariamente con mensajes donde predominan expresiones como: con estas modificaciones de fases nos vemos muy perjudicados; la incertidumbre de cómo se manejará la pandemia hace casi imposible una proyección de ventas para la temporada; la fase 3 solo entorpece el funcionamiento en los locales y no genera los resultados en salud esperados; entre otros”.

Comentá y expresate