Bajo una fuerte e inesperada polémica sobre la interpretación del reglamento del Senado, el presidente de la comisión de Salud del Senado, el radical Mario Fiad, dijo este miércoles que el proyecto de legalización delabortono había logrado las firmas necesarias para conseguir dictamen.

Por lo tanto, el 8 de agosto se votaría directamente en el recinto la media sanción tal como salió de Diputados.

Según Fiad, el proyecto sólo consiguió el apoyo de 26 senadores. Para haber obtenido dictamen debió haber logrado una firma más, es decir de la mitad más uno de los integrantes de las tres comisiones que intervinieron en el debate. Tampoco tenía quórum en dos comisiones.

Algunos senadores del plenario de las comisiones de Salud, de Justicia y de Asuntos Penales y Constitucionales que defienden la legalización buscaban emitir un dictamen con modificaciones para lograr que llegara al recinto un proyecto consensuado.

El martes, tres senadores salieron de la lista de indecisos para pronunciarse en contra. Hoy son 35 los legisladores dispuestos a rechazar el proyecto cuando se discuta en el recinto de la Cámara alta la semana que viene y 31 los que están a favor. Mientras tanto, una senadora se abstendrá y otra estaría ausente.

El martes también se cerraron las tres semanas de debate con la quinta jornada de exposiciones a favor y en contra del proyecto. Se esperaba que hubiera dos despachos y la duda era sobre cuál sería el de mayoría.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate