Luego de la resolución de la Corte Suprema de Justicia que hizo lugar a un pedido de per saltum para atender el planteo de tres jueces desplazados de sus cargos por el gobierno nacional llega un pedido de juicio político para el titular de ese cuerpo, Fernando Rosenkrantz.

La presentación la realizó Vanesa Siley, diputada por el Frente de Todos, que acusa al magistrado por "por mal desempeño y eventuales delitos en el ejercicio de sus funciones, de conformidad con lo que dispone el artículo 53 y concordantes de la Constitución Nacional”.

“Rosenkrantz obstruye el pleno ejercicio de los derechos y garantías constitucionales. Sus compromisos políticos y económicos con corporaciones y personas vinculadas a la responsabilidad civil en la última dictadura militar están frenando el tratamiento de causas”, planteó la legisladora según se encargó de destacar hoy en sus cuentas de redes sociales.

Según la diputada, “el actual Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Dr. Rosenkrantz, ha frustrado gravemente ‘el ejercicio de los derechos y garantías de la Constitución al haber favorecido y muchas veces asegurado la impunidad de los responsables del terrorismo de Estado mediante sentencias contrarias al derecho vigente”.

Este pedido de juicio político fue presentado el 25 de septiembre, previo a que se analizara el pedido de per sáltum de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzziy Germán Castelli,desplazados por el Ejecutivo, con la firma del presidente Alberto Fernández. Todos ellos intervinieron en causas en las que investigan ilícitos que se imputan a la actual vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández.

Siley, en referencia a hechos en los que fundamenta el pedido de juicio político, argumenta que "“Rosenkrantz despreció y confrontó de manera inadmisible los principios fundamentales que determinan el carácter inamnistiable de estos crímenes -posición compartida por la comunidad internacional-,respecto de los cuales resulta insalvablemente nula toda forma de perdón, indulto o conmutación de penas”, argumentó.

Rosenkrantz preside el máximo tribunal que completan Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda y Elena Highton. Por unanimidad aceptaron el pedido de per sáltum presentado por los tres jueces entendiendo que se había dado un hecho de "gravedad institucional", único motivo por el que la Corte podría tener participación en el caso.

Comentá y expresate