Pese a dejar el Barça el pasado verano, Leo Messi sigue manteniendo la tradición de pasar unos días de vacaciones en familia con su buen amigo Cesc Fàbregas en Ibiza antes de arrancar la pretemporada y el ex azulgrana está aprovechando para recuperar energías con vistas al inicio de curso con el París Saint-Germain y el Mundial de Qatar, que arrancará a finales de noviembre y con Argentina como una de las candidatas al título.

image.png

Después de acudir a la boda de Jordi Alba y Romarey Ventura, las familias de Leo Messi y Cesc Fàbregas, que está sin equipo tras finalizar su contrato con el Mónaco, viajaron hasta la isla balear para desconectar y alquilaron un yate en el que disfrutaron de una gran jornada de sol y baño, además de hacer algunas actividades acuáticas con los más pequeños en un entorno privilegiado. Leo se mostró muy cariñoso con Antonela Rocuzzo en todo momento y la pareja dejó varios momentos tiernos a bordo del yate. Quienes todavía no están en Ibiza a diferencia de otros veranos son Luis Suárez y su esposa Sofía Balbi, ya que su hijo Benjamín estaba jugando un torneo en Huelva con las categorías inferiores del Atlético de Madrid.

image.png

Tras una campaña por debajo de las expectativas en París, Messi quiere volver a recuperar su nivel y demostrar que sigue siendo uno de los mejores jugadores del mundo. A sus 34 años, el crack argentino podría afrontar su última temporada en el fútbol europeo y el Mundial está marcado en rojo.

Fuente: https://www.mundodeportivo.com/

image.png

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate