Un grupo de vecinos del barrio Nueva Pompeya disolvió este sábado por la noche una fiesta clandestina. Tras amenazar a los jóvenes que organizaron el encuentro con dañarles los autos, lograron que llegue la policía, que desbarató el encuentro.

El hecho ocurrió en French entre 14 de julio y 20 de septiembre, cuando los vecinos, tras advertir que se realizaba una fiesta, se dirigieron hasta el lugar a modo de protesta. "Les vamos a prender fuego los autos a todos", gritaron desde la calle.

Embed

Minutos después, personal policial se hizo presente en el lugar y desbarató la fiesta, a la que había acudido un grupo de jóvenes, quienes abandonaron el lugar en patrullero ante los reproches de los vecinos.

Embed

Comentá y expresate