Ajustándose al decreto provincial mediante el cual de alguna manera se apela más que nunca a la responsabilidad social de cada ciudadano, el intendente Arturo Rojas determinó, en vísperas de este fin de semana largo, el levantamiento total de los retenes en los ingresos al distrito por rutas 86 y 88, al tiempo que se procedió a la apertura de ingresos que estaban cerrados, como el de la Av. 59 y Av. Lobería en Quequén.

En este contexto, el secretario de Gobierno, Jorge Martínez, aseguró que “empezamos una nueva etapa en la que el Estado municipal deja de controlar los ingresos a la ciudad para que entre más en juego la responsabilidad social y el cumplimiento de cada uno de los protocolos indicados para cada actividad, y que ya tienen que ver principalmente con los balnearios y los sectores gastronómicos y hoteleros”.

Luego, insistió el funcionario en que “nosotros cumplimos una etapa y creo que satisfactoriamente, y estamos dando cumplimiento a un decreto provincial en el cual a partir del 1 de diciembre hay libre circulación”.

En vísperas de este fin de semana, explicó Martínez que “se podrá ingresar libremente, aunque habrá controles esporádicos” para recordar que “todos deberán circular con el comprobante de la aplicación Cuidar, algo que es obligatorio”.

Sin embargo, adelantó para cerrar que “se viene un fin de semana largo, de bastante calor, y vamos a trabajar con todas las áreas involucradas, con personal y móviles, para hacer concientización en los lugares públicos y remarcar aquellas conductas que no se ajustan a los protocolos ya conocidos”.

En otro orden, Adrián Furno del Ente Vial dio algunas consideraciones acerca de los trabajos ejecutados en los retenes, al señalar que “estamos retirando los montículos de todos los ingresos, y el material de tosca los vamos a utilizar para entoscar algunas calles lindantes de cada uno de ellos”.

Comentá y expresate