El ex jefe de la División de Licencias de Conducir de la Dirección de Tránsito municipal, Juan Carlos Belmonte, fue condenado a 14 años de prisión e inhabilitado de por vida a ejercer cargos públicos.

El Tribunal Oral N° 2 lo encontró culpable de ser jefe de una asociación ilícita, coautor del delito de "incumplimiento de los deberes de funcionario público", coautor de "cohecho pasivo" y autor del delito de "tenencia ilegal de arma de uso civil".

Para los jueces Néstor Conti, Roberto Falcone y Alexis Simaz, quedó probado durante el debate oral que existió un grupo comandado por el ex funcionario que vendía y facilitaba registros sin realizar los exámenes pertinentes. Por otro lado, el mediático Federico Bal fue absuelto.

Por su parte, los restantes imputados también recibieron condenas altas. Luis Alberto Belmonte, hijo del síndicado líder de la banda, fue sentenciado a 7 años de cárcel al igual que Fernando Eduardo Peña, y Alberto Carlos Zelaschi, el médico que firmaba la autorización de los registros, a 11 años.

Otro ex empleado municipal, Raúl Ernesto Hernández, fue sentenciado a 6 años de prisión e inhabilitación de por vida para ejercer cargos públicos, mientras que Sabrina Soria recibió 7 años y 6 meses de prisión.

Fernando Eduardo Peña 7 años

Por último, Ester Carolina Bonfini quedó condenada a 4 años de cárcel y la imposibilidad de ejercer como gestora por el mismo tiempo, y Viviana Beatriz Pared fue sentenciada a 7 años de cárcel.

tribunal 2.jpg

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate