La literatura futbolera es muy importante. Es necesaria. Porque el fútbol es una pasión de multitudes, y por eso es imprescindible que alguien lo explique. Que se pare desde afuera, lo mire, y entonces lo cuente. Que detalle parámetros, criterios, que identifique patrones.

Es importante que el fútbol se vuelva literatura porque cuando lo hace, cuando esa pasión se vuelca en textos, cuentos, novelas, relatos, es posible entender un poco más por qué es que el fútbol despierta tanta locura. Frente a lo irracional y emocional del fútbol, la literatura lo racionaliza.Lo explica.

Hay escritos sobre el planeta redondo como años tiene este deporte. Autores consagrados que le pusieron pluma a este fenómeno de masas. Personas que intentaron graficar su significado y su representación simbólica en la cultura popular argentina. Esta nota ofrece un puñado de tanta bibliografía futbolera. Tres libros para adentrarse en esa literatura tan sensorial y, sobre todo, tan descriptiva.

IMG-1994.JPG

“Puro Fútbol” (Roberto Fontanarrosa, Editorial Planeta). Autor consagrado en el mundo redondo, el recordado “Negro” Fontanarrosa supo retratar de manera muy clara la figura del hincha argentino. Ferviente hincha de Rosario Central y personalidad destacada de esa ciudad, describió como nadie al fanático que hace locuras y se desvive por su club, con su lenguaje, sus códigos, sus intereses, su accionar, su jerga. “Puro fútbol” reúne todos sus cuentos, cuentos muy breves, casi relatos, y que personifican el estereotipo del hombre del fútbol.

IMG-1997.JPG

“Literatura de la pelota” (Roberto Santoro, Editorial Lea). El periodista Roberto Santoro (desaparecido durante la última dictadura militar) confeccionó esta suerte de antología. Una recopilación de diversos textos sobre la pelota, desde poesías y extractos periodísticos hasta fragmentos de obras de teatro. Lo interesante es que datan de mucho tiempo atrás, de las décadas del ’60, ’50, ’40, ’30 y hasta el ’20. El lector puede viajar en el tiempo y espiar cómo se veía el fútbol en ese entonces. Qué palabras se usaban, qué sensaciones despertaba, cómo era el entorno de ese deporte.

IMG-2002.JPG

“Esperándolo a Tito” (Eduardo Sacheri, Editorial Alfaguara). Sacheri tiene una sensibilidad especial para contar la vida a través del fútbol. Leer lo que escribe vuelve permeable las emociones e invita a recordar las propias experiencias. En las diversas historias que cuenta en “Esperándolo a Tito”, el fútbol es motor de amistades, desencuentros, venganzas, amores. El fútbol como excusa para sentir.

Comentá y expresate