Liz Solari estuvo presente en el programa de Mirtha Legrand el último sábado y recordó el trágico episodio de la muerte de su novio Leonardo Verhagen, quien murió en 2010, cuando la actriz tenía 28 años.

“Volvimos a casa, abrimos un vino, pusimos música, subimos a la habitación del primer piso e hicimos el amor. Inmediatamente, cuando terminamos, comenzó a tener convulsiones y cayó al piso. Salí a la calle en busca de ayuda, pero nadie pudo hacer nada. Fue desesperante verlo morir en mis brazos”, había explicado la mujer en ese momento.

Embed

Luego de 8 años, la modelo reconstruyó su vida inmersa en un profundo dolor y confesó que justamente esa pena la fortaleció para salir adelante.

“Todos pasamos momentos duros, pero esos momentos son importantísimos en la vida de las personas para evolucionar. El dolor nos ayuda a crecer, y a todos nos pasan situaciones que en algún momento nos quiebran para pararnos de vuelta fortalecidos, y aprender. Porque la vida es eso, es una escuela, estamos acá y todo el tiempo son lecciones y lecciones para volvernos mejores personas, para ayudar a otros, para entender por qué vinimos, qué estamos haciendo acá”, explicó en el programa de Mirtha.

“No lo intelectualizo mi dolor, cuento mi experiencia personal, cómo yo lo viví, a mí me fortaleció. Creo que siempre está el libre albedrío, o te fortalece o te debilita, depende dónde te parás. Eso no significa que no me haya dolido, que no lo haya transitado, pero quiero decir que para eso están las situaciones, para que nosotros nos paremos y digamos qué hago con esto. ¿Me despierto, abro la ventana y voy para adelante aunque hoy me duela todo o cierro la persiana y me quedo en la oscuridad llorando?”, confesó la modelo.

Comentá y expresate