El 8 de julio del 2019 marcó un antes y un después en la vida de Guadalupe Ferrari, después de ser atacada por tres perros en Punta Mogotes nada volvió a ser igual. Dos años después llegó la elevación a juicio por su caso.

“Pasaron 2 años y 3 meses, me llegó una notificación diciendo que se elevó a juicio oral mi caso. Habían pensado en cerrarlo y por algún motivo decidieron elevarlo a juicio oral por daños”, confirmó la víctima de la jauría.

ferrari.jpg

La fiscalía realizó el pedido tras años de sufrimiento de la mujer que debió someterse a nueve operaciones e injertos de piel. “Necesito por lo menos seis operaciones más para rellenar tejidos y cerrar músculos. Rehabilitación de motricidad, kinesiología, psicólogo, medico de dolor. Mi papa tuvo que sacar un crédito para ayudarme, él es jubilado por discapacidad”, enfatizó Ferrari.

Embed

Su vida tras el hecho es muy complicada y sufre las consecuencias del ataque.“Cualquier día que haya humedad termino destrozada, tengo q tomar siete pastillas para no terminar demolida. He tenido que terminar en la guardia por los dolores”,relató.

“No supe más nada de zoonosis, nunca más me dijeron nada. En su momento dijeron que a los perros les iban a dar en adopción por separado. Pero siguen los perros mordiendo en jauría, yo no puedo bajar del auto si veo perros en la calle. Ese día pensé que me comían y que me iba a morir”, aseguró.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate