cuMientras que la Provincia de Buenos Aires anunció que sólo testeará a mayores de 60 y personas con factores de riesgo, las farmacias de Mar del Plata comenzarán a recibir este fin de semana los autotest aprobados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat).

Según pudo saber Ahora Mar del Plata, inició la distribución de los autotest de Immunobio “que estarían en las farmacias a partir este sábado al mediodía”. Fuentes del sector indicaron además que tendrán un valor al público de $1650.

La descripción del producto indica que es un “test rápido de antígenos en envase individual para la detección cualitativa de antígenos del nuevo coronavirus SARS- CoV-2 utilizando secreciones de garganta humana y secreciones nasales”. “Aprobado por Anmat, tiene un 96% de efectividad y el resultado se conoce en 10 minutos”, agrega.

El kit incluye una bolsa de aluminio con cassete de prueba y desecante, tampón de ensayo (buffer), hisopo estéril y tubo de recolección de muestras, con instrucciones de uso”, detalla.

Desde el Gobierno recordaron que estas pruebas proporcionan resultados orientativos, sin valor diagnóstico concluyente, a excepción de que las jurisdicciones, en acuerdo con el Ministerio de Salud de la Nación y en base a la situación epidemiológica, consideren el resultado como positivo.

A diferencia de los test de uso profesional donde la toma de muestra es a nivel nasofaríngeo, en el caso de los test de autoevaluación se realiza a nivel nasal o bien por saliva, según lo especifique el fabricante.

image.png

En este sentido, es muy importante que la toma de muestra se lleve a cabo en forma correcta y que de inmediato se realice la prueba para evitar resultados erróneos.

Es necesario tener en cuenta que si la persona no tiene síntomas o si la carga viral es baja (lo que puede ocurrir durante los días iniciales o finales de la infección) el SARS-CoV-2 puede ser no detectado por el test, por lo que un resultado negativo no descarta la infección.

Para tener un seguimiento, los resultados deberán ser reportados de forma inmediata a la farmacia donde se adquirió (en base al código de barra de cada empaque) una vez realizado el test, y se dispondrá de un plazo mayor cuando no hubiera sido utilizado, ya sea por el usuario individual o por un responsable de reporte en caso de gran volumen de test.

Los datos se alojarán en la base informática farmacéutica y serán informados al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS) por las agrupaciones farmacéuticas habilitadas, en el caso de reporte de test de usuarios individuales o por instituciones públicas o privadas. Los casos positivos serán integrados a la notificación de casos de COVID-19, mientras que los negativos serán clasificados como “negativo, sin clasificar”. Los casos de test inválido deberán repetirse para definir el resultado.

Si el farmacéutico no recibe el reporte del usuario una vez realizado el test, deberá informar de esa situación a la autoridad sanitaria jurisdiccional.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate