En el marco del programa Leer para Aprender, que distribuye más de 4 millones de libros a las escuelas primarias y secundarias de gestión estatal de todo el país, las escuelas del departamento de General Pueyrredónestán siendo equipadas con 40.172 libros de texto adquiridos por el Ministerio de Educación de la Nación. Dicha cantidad ampliará el ya existente equipamiento bibliográfico de cada establecimiento.

De manera dinámica, eficaz y transparente, el proceso se desarrolló a través de la Plataforma interactiva Leer para Aprender.Allí las editoriales presentaron cerca de 600 libros de textos de Lengua, Matemática, Ciencias Sociales, Ciencias Naturales y manuales, que luego fueron evaluados y elegidos por las 24 jurisdicciones en función de sus diseños curriculares y necesidades particulares. Además de comprar los libros, la cartera educativa nacional se encarga de la distribución de los textos hacia cada una de las escuelas.

Tanto por el volúmen del equipamiento, como por el marco de la propuesta pedagógica, el Programa Leer para Aprenderse trata de una experiencia de abastecimiento de libros para todas las escuelas primarias y secundarias urbanas y rurales de gestión estatal. Además se intensifica en las 3.000 escuelas FARO donde los estudiantes se encuentran en contextos de vulnerabilidad y complejidad en el aprendizaje y requieren aún más materiales para equiparar el acceso a oportunidades.

Esta propuesta contiene además estrategias de trabajo para docentes, ya que podrán acceder de manera on line a las guías de orientaciónque corresponden a cada uno de los libros. Esto permite complementar y enriquecer el trabajo cotidiano con el material bibliográfico.

Asimismo, los Equipos Jurisdiccionales de Evaluación y Selección –EJES-, conformados por un total de 357 Especialistas y Académicos de todas las jurisdicciones, participaron de los Encuentros Federales de EJES para 1º Ciclo, 2º Ciclo, 7º grado y Matemática para Secundaria Básica. La perspectiva federal es fundamental para incrementar el parque de materiales didácticos escolares, siempre orientados a atender los núcleos de aprendizaje prioritarios.

Manuel Vidal, secretario de Gestión Educativa de la Nación, sostuvo que “los libros escolares posibilitan que cada niño se proyecte a sí mismo, sueñe un futuro y lo alcance. Estos libros equipan y transforman nuestras escuelas potenciando los espacios de aprendizajes y ampliandolos como campo de experimentación, vivencias y creaciones”.

Comentá y expresate