“El que gane tendrá la gloria absoluta. Y el que pierda deberá seguir remándola. Esto no es vida o muerte”. Marcelo Gallardo, el entrenador de River, bajó ese mensaje en la semana previa al inicio de la histórica final entre los dos clubes más grandes de la Argentina. Y por esa gloria absoluta competirán River y Boca este sábado a las 17 en el Monumental, en el encuentro de vuelta tras el 2 a 2 en la Bombonera.El árbitro del encuentro será el uruguayo Andrés Cunha.

En la ida, regalaron un partidazo. Los dos equipos salieron a jugar la final y desmitificaron la frase que intenta convencer a todos los futboleros de que esos partidos no se pueden jugar. “Las finales no se juegan, se ganan”, se suele escuchar en estas instancias. Sin embargo, Boca y River, con sus distintas características, pensaron en el arco de enfrente y brindaron un gran espectáculo.

En la ida, fueron 30 minutos de dominio riverplatense. Con mucho juego por adentro, generó situaciones y, si no se puso en ventaja, fue por la notable actuación de Rossi. Hasta que Boca, paradójicamente, se paró mejor a partir de la lesión de Cristian Pavón. Con el ingreso de Darío Benedetto, Guillermo Barros Schelotto armó un 4-4-2 y decidió que su equipo busque de forma directa a sus dos “9”. Y como Boca parece no necesitar demasiado juego para llegar al gol, estuvo dos veces en ventaja en el clásico. Pero no la pudo sostener ante un River que supo reponerse.

De acuerdo a lo mostrado por River en las fases previas (ante Racing, Independiente y Gremio), se espera que el “Millonario” presione bien arriba a Boca este sábado, para forzar el error y atacar apenas recupera la pelota. También el equipo de Gallardo demostró que sabe elaborar: contra Gremio en Brasil dominó durante los primeros 45 minutos ante un rival replegado. Suele iniciar su juego desde las conducciones de Javier Pinola. Y con pases para el “rebote” de sus delanteros, que ponen de frente a los mediocampistas.

El “Millonario”, que contará con el regreso de su estandarte Leonardo Ponzio, podría retornar a la línea de 4 defensores (tras los buenos dividendos que le dio la línea de 5 en la ida). A su vez, sin Borré (sancionado) ni Scocco (lesionado), Gallardo podría recurrir a Rodrigo Mora o bien sumar un mediocampista y jugar con un solo delantero. No obstante, el entrenador de River suele guardarse una sorpresa en la formación.

A diferencia del partido de ida, la formación de Boca es una incógnita para esta tarde. Ante la lesión de Pavón, Guillermo piensa en varios nombres para un solo lugar: Tévez, Cardona, Benedetto, Zárate y Almendra pelean por la vacante. A partir de lo que elija el entrenador se verá qué sistema presenta el “Xeneize”. Tampoco se sabe si seguirá Rossi en el arco o si volverá Esteban Andrada, recuperado de su lesión.

GALLARDO ESTARÁ EN EL ESTADIO

El entrenador de River, Marcelo Gallardo, tampoco podrá estar este sábado en el campo de juego. Aunque, a diferencia de lo ocurrido hace dos semanas, podrá vivir el partido adentro del estadio. Sin embargo, no podrá comunicarse con su ayudante Matías Biscay.

ALARGUE Y PENALES

En caso de empate al cabo de los 90 minutos, habrá dos tiempos suplementarios de 15 minutos cada uno y los entrenadores podrán realizar un cuarto cambio durante el alargue. En caso de persistir la igualdad, la final se definirá con disparos desde el punto penal.

River:Franco Armani; Gonzalo Montiel, Jonatan Maidana, Javier Pinola, Milton Casco; Leonardo Ponzio; Ignacio Fernández o Juan Fernando Quinteros o Rodrigo Mora, Enzo Pérez, Exequiel Palacios, Pity Martínez; Lucas Pratto. DT: Marcelo Gallardo.

Boca: Esteban Andrada; Leonardo Jara, Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán y Lucas Olaza; Wilmar Barrios; Sebastián Villa, Nahitan Nández, Pablo Pérez y Agustín Almendra, o Tévez, o Cardona, o Zárate o Benedetto; Wanchope Ábila. DT: Guillermo Barros Schelotto.

Hora: 17.

Árbitro: Andrés Cunha.

Cancha: Estadio Monumental.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate