Una beba de 21 meses fue encontrada muerta en el interior de un coche tras que, supuestamente, su padre se la olvidara dentro. El vehículo estaba estacionado en una calle de Sanchinarro, Madrid, España.

La Policía abrió una investigación de la causas del fallecimiento. La hipótesis principal apunta a que el padre había llevado a la nena a la guardería por la mañana. Pero después, cuando la mamá la fue a retirar por la tarde, le indicaron en el jardín que la pequeña no había asistido.

Allí, según las primeras informaciones, llamó a su pareja quien, en ese momento, se dio cuenta de lo sucedido. Inmediatamente la madre fue hasta el lugar donde estaba estacionado el auto -un Ssangyong modelo Rodius- para rescatar a la nena que ya había sufrido un paro cardiorrespiratorio.

Los equipos médicos le practicaron ejercicios de reanimación durante 45 minutos, con resultados infructuosos. El hombre, por su parte, fue detenido, acusado de homicidio imprudente y todavía no pudo ser interrogado por la policía, porque estaba en estado de shock.

Fuente: La Vanguardia.

Comentá y expresate