Una jubilada de 83 años fue víctima de un violento asalto en su casa del barrio San Patricio: los delincuentes rompieron la puerta de entrada, la golpearon y hasta amenazaron con cortarle un dedo para poder sacarle un anillo de oro.

El hecho ocurrió en horas de la noche del lunes, aunque recién trascendió este miércoles, en el marco de una protesta que los vecinos de la zona para que las autoridades les garanticen más seguridad.

Según contó la propia víctima, de nacionalidad española, a Ahora Mar del Plata el asalto fue pocos minutos antes de las 21, dos días después de que ella volviera de Buenos Aires a la propiedad en la que vive, sobre la calle 455. "Sentí un bombazo y era la puerta: la rompieron y de pronto había tres tipos arriba mío armados", comenzó su relato.

Y agregó: "Me golpearon, me tiraron al suelo, me arrastraron... Querían dinero. Me llevaron a la habitación y y yo les decía que no tenía, que soy jubilada, tengo 83 años. Pero uno entró a mi habitación y el otro me dominaba a mí. Además, otro quedó de guardia en la puerta".

Según contó la mujer, en una de sus manos llevaba un anillo de oro. "Era de mi padre, que murió en la Guerra Civil Española: él se lo dio a mi madre, me lo pasaron a mí y hace 30 años que lo tenía en la mano. Era lo único que tenía de él, porque yo era muy chica cuando se murió. Lloré mucho para que no me lo sacaran y me amenazaron con cortarme el dedo, me escupieron el dedo para sacármelo y me lo sacaron,

Me golpearon, me tiraron al suelo, me arrastraron... Querían dinero

Pero el calvario de la víctima no terminó ahí. Los delincuentes continuaron exigiéndole euros. "Ellos decían: 'En esta casa hay euros'. Después encontraron algo pero en pesos. Mientras otro de ellos juntaba un televisor y un equipo de música para llevarse, pero justo los vecinos escucharon ruidos y empezaron a gritar", señaló la jubilada.

Y concluyó: "Ahí salieron corriendo: dejaron eso y se llevaron la plata y tres anillos, pero cuando escaparon querían matar al hijo de una vecina, que tiene 27 años. Un cuarto que estaba en la esquina de campana gritaba que le pegaran un tiro".

Finalmente, cuando los ladrones escaparon los vecinos asistieron a la víctima y llegó al lugar la policía, además de una ambulancia con médicos que la atendieron y le dieron calmantes para que cesara su crisis de nervios. En total, los asaltantes se robaron la bijouterie de la mujer, 17 mil pesos y ropa en bolsos que encontraron en la casa.

"No se puede vivir así, en medio de esta violencia, hubo otros tres hechos en Acantilados en los últimos días. Es una locura", finalizó el testimonio la entrevistada.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate