Las fuertes tormentas en Pernambuco, al nordeste de Brasil provocaron serios destrozos de infraestructura, heridos, innumerables pérdidas y ya se ha alcanzado la cifra de 100 personas fallecidas a causa del temporal y las inundaciones, según informaron las autoridades locales este martes. Aún hay 14 personas desaparecidas.

Un comunicado de la Secretaría de Defensa Social del gobierno local informó que "son 100 muertos confirmados en el estado de Pernambuco debido a deslizamientos y lluvias registradas desde el pasado miércoles".

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, anunció luego de sobrevolar el área afectada que habrá una linea de crédito sin intereses para los microempresarios que hayan sufrido pérdidas. Además ordenó la liberación inmediata de recursos federales destinados a municipios que atraviesan catástrofes de este tipo.

"Nada es más valioso que los que amamos y todo lo que construimos con el sudor de nuestro trabajo. Las lluvias en Recife y varias ciudades del NE han causado pérdidas irreparables, pero estamos haciendo todo lo posible para aliviar el dolor de nuestros hermanos, brindando todo el apoyo necesario", publicó a través de su cuenta de Twitter.

https://twitter.com/jairbolsonaro/status/1531368888969183232

Tras aterrizar en una base aérea militar de Recife brindó una conferencia de prensa en la que manifestó su tristeza y su pésame a los familiares que perdieron a algún ser querido. "Nuestro objetivo mayor es confortar a los familiares y suministrar los bienes materiales para atender a la población", dijo el mandatario.

El barrio más afectado por el temporal es Jardim Monte Verde, perteneciente al municipio de Jaboatao dos Guararapes, al límite con Recife.

Las labores de rescate comenzaron con mayor intensidad el pasado fin de semana y están a cargo de miembros del Ejército, la Defensa Civil, el Cuerpo de Bomberos, la Policía Federal, los organismos de socorro locales y federales y civiles voluntarios.

Pero las tareas de rescate enfrentan dificultades, ya que se espera que las lluvias continúen durante la semana aunque es esperable que sean menos intensas. Además, los escombros y el lodazal provocados por los deslizamientos son complicaciones adicionales para los equipos que trabajan en la zona.

image.png
Las lluvias en Pernambuco, al nordeste de Brasil, ya dejaron 100 muertos.

Las lluvias en Pernambuco, al nordeste de Brasil, ya dejaron 100 muertos.

Según una fuente del Instituto de Medicina Legal (IML), algunas personas murieron el fin de semana en un deslizamiento que los atrapó tratando de recuperar documentos y objetos de valor de lo que quedaba de sus casas.

El pésame de Vladimir Putin

Aunque gran parte de la comunidad internacional expresó solidaridad con Brasil, también recibieron el pésame del presidente de Rusia, Vladimir Putin, por las víctimas y las pérdidas de las fuertes tormentas que arrasaron el norte del país.

Reciba nuestro más sentido pésame por las trágicas consecuencias de las fuertes lluvias e inundaciones en los estados del noreste de su país”, dijo Putin a través de un telegrama que fue publicado en la web oficial del Kremlin.

Según Putin, su país también comparte “el dolor de aquellos que perdieron a sus seres queridos como resultado del desastre generalizado y esperamos una pronta recuperación de todas las víctimas”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate