Un hombre fue condenado a 18 años de prisión por asesinar de 45 puñaladas al preceptor Ricardo Héctor Mario Gómez en abril del año pasado.

El hecho ocurrió en un departamento de la zona de Tribunales, al que la víctima llegó acompañada de Luciano Almaraz, un joven varios años menor. Ambos se habían conocido momentos antes en la costa.

Días después del homicidio, Almaraz fue detenido y confesó ser el autor del crimen. Dijo que Gómez quiso obligarlo a tener relaciones sexuales y el se negó, se defendió y lo mató. Sin embargo, durante la instrucción llegó a sospecharse que el imputado había querido robarle a la víctima.

Luego de un debate que se extendió por más de una semana, lo único que restaba era saber el monto de la pena que iban a aplicarle a Almaraz los jueces Pablo Viñas, Facundo Gómez Urso y Aldo Carnevale. Finalmente, decidieron condenar a Almaraz a 18 años de cárcel por el delito de "homicidio simple".

De todas formas, el fiscal Alejandro Pellegrinelli y la querella, a cargo de Alejandro Resúa, apelarían el fallo, ya que pretendían que se lo sentenciara a prisión perpetua por entender que el hecho cuadraba en la calificación de "homicidio agravado por ensañamiento".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate