Un comerciante de la localidad misionera de Capioví fue detenido por golpear a un juez de Paz que determinó la clausura de su local tras varias advertencias de que no podía abrir debido al aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió en la tarde de ayer, en esa localidad a unos 120 kilómetros al norte de Posadas y fue denunciado por el agredido, el juez Gerónimo Pujol, ante la comisaría local.

Pujol detalló ante los uniformados que estando en su automóvil en un semáforo frente al comercio de Ariel V. (45), éste se acercó, lo insultó, lo amenazó de muerte e incluso le lanzó un golpe de puño del que logró cubrirse con el brazo.

Según explicaron los voceros, el comerciante había sido advertido en varias oportunidades de que su local no podía abrir al público por no estar entre las excepciones a la cuarentena.

La orden no fue acatada y el comercio volvió a estar abierto al público, por lo que finalmente se determinó la clausura, que tampoco fue respetada ya que las fajas de la puerta del negocio fueron violadas.

Intervino el Juzgado de Instrucción IV de Puerto Rico, a cargo de Manuel Balanda Gómez, que dispuso la detención del presunto agresor, quien fue ubicado y alojado en la comisaría local imputado del delito de "amenazas y lesiones leves".

Comentá y expresate