Los efectivos le hicieron señas para que detuviera la marcha de la camioneta. Todo transcurría con normalidad y parecía un control de rutina más. Hasta que se llevaron una sorpresa: encontraron 180 dosis de cocaína en el asiento trasero del vehículo.

La Policía detuvo a un ocupante de la camioneta, identificado como Emanuel Ricardo Manzo, durante un control de tránsito en Tarantino y Rivadavia, en el corazón del barrio La Herradura. Además, los investigadores secuestraron el vehículo.

Ayer, cerca de las 19.30 agentes de la comisaría duodécima pararon a una camioneta Ford Eco Sport en el que iban tres hombres. Mientras revisaban el vehículo, uno de los ocupantes del vehículo intentó descartar en el asiento de atrás unos 180 envoltorios de nylon con clorhidrato de cocaína que estaban ocultos dentro de una cigarrera metálica.

Manzo fue aprehendido y luego trasladado a la cárcel de Batán por el delito de infracción a la ley de drogas. Este martes prestó declaración en Tribunales ante el fiscal de la Unidad Temática de Estupefacientes Gastón De Marco, aunque no trascendió el contenido de su testimonio.

Los otros dos ocupantes de la camioneta fueron demorados en la comisaría, pero no quedaron detenidos ya que no había pruebas que los incriminaran. "La droga estaba en poder de Manzo, bajo su custodia y con inequívocos fines de comercialización", dijeron fuentes del caso.

Comentá y expresate