Los alquileres en Mar del Plata, tanto en locales comerciales como en departamentos y casas, subieron menos que el índice de la inflación,según el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos local. "Los aumentos en relación con el año pasado no superan el 30%", estimaron.

Miguel Angel Donsini, presidente del Colegio, dijo a Ahora Mar del Plata que "los locatarios prefieren alquilar más barato pero no tener la propiedad vacía".

"Estamos viviendo una realidad: los propietarios prefieren no ganar mucho dinero pero sí poder mantener los impuestos y las expensas en algunos casos", aseguró Donsini. Según su relevamiento, "no quieren subir los precios por miedo a que la propiedad le quede vacía".

Los alquileres de los departamentos de dos ambientes oscilan entre los 10 mil y 12 mil pesos. Los gastos de luz, agua, tasas municipales y expensas pueden llegar a rondar cerca de los seis mil pesos. "Tener una propiedad vacía por más de un año puede significar una importante pérdida", sostuvo el martillero.

Las zonas de la ciudad donde hay mayor movimiento de alquileres es la del centro, macrocentro y el barrio La Perla. "Hoy en día la gente elige vivir en el centro porque así se ahorra el gasto en transporte", consideró Donsini.

En este mismo sentido, señaló que "un inquilino que vive cerca de su trabajo se ahorra hasta cuatro pasajes de colectivo por día". En contrapartida, el alquiler de propiedades superior a los 4 o 5 ambientes "está un poco más estancado porque se necesita mayor caudal de dinero para poder realizar las operaciones".

"De todas formas, muchos de los dueños de ese tipo de propiedades eligen no aumentar los alquileres porque sus impuestos subieron mucho más en relación con las propiedades más pequeñas", manifestó.

Por otro lado, destacó que en materia de alquiler de propiedades para la vivienda "no hay problemas de morosidad". En cambio, en el alquiler de comercios, "hay un panorama más complicado donde algunos inquilinos no llegan a cubrir todos los costos que tienen que afrontar".

En Mar del Plata, cada vez más comerciantes deciden bajar las persianas por los costos para alquilar, la fuerte carga impositiva y la presión tributaria.

"Al igual que con las viviendas, los propietarios de lo locales no quieren aumentar los alquileres porque tienen miedo que el local le quede vacío por un tiempo indeterminado", finalizó Donsini.

Por su parte, el martillero Diego del Valleestimó que "los alquileres aumentaron como mucho un 30%". "Acá en Mar del Plata hay que tener en cuenta que el inquilino sólo paga luz, agua y gas. Hay algunos casos que el alquiler puede costar 6 mil pesos, hay de todos los valores", manifestó.

Al igual que Donsini, del Valle destacó que "en la ciudad hay más oferta que demanda".

Comentá y expresate