Directivos de escuelas y gremialistas del sector educativo aseguraron que el inicio de clases tras vacaciones de invierno se dio con obras aun pendientes de finalización en varios establecimientos, donde la dificultad reiterada es la falta de gas, suministro indispensable para el funcionamiento de los equipos de calefacción.

“El nivel primario volvió a las aulas y todavía restan las escuelas secundarias, donde empezaron con mesas de examen y hay varios casos con problemas”, señaló en referencia a edificios donde se ha trabajado durante la segunda mitad de julio pero aun no están resueltas las deficiencias.

La Escuela Piloto, por ejemplo, con sede en Maipú y Marconi, permanece sin conexión de la instalación de gas, por lo que resulta imposible calefaccionar las distintas dependencias. "Nos arreglamos con un caloventor, como podemos", confió una de sus docentes. El mecanismo ya aplicado con el comienzo del invierno fue el de reducción horaria, alternativa que se mantendrá mientras esas condiciones se mantengan. Quienes asisten por la mañana ingresan a las 9 y el turno tarde sale 17.20. En otros establecimientos se apeló a la rotación de turnos.

Algo similar ocurre en el Instituto Superior de Formación Docente, donde también hay obras pendientes y quedan sectores del edificio donde el frío de esta época resulta difícil de afrontar para alumnos, docentes, directivos y auxiliares. “Hoy no podemos estar pendientes de que haya sol o una mejora climática para garantizar que los chicos puedan tener horario completo de clases”, dijo Sántos Ibáñez.

Previo al receso invernal la presidenta del Consejo Escolar, Sofía Abadié, había informado que tenían 13 escuelas del distrito sin conexión de gas y que durante las vacaciones se avanzaría con las obras que ya tenían aprobación y presupuesto.

Mariela Morrone, directora de la Escuela Primaria N°18, confirmó que este lunes retomaron el ciclo lectivo sin mayores inconvenientes tras la suspensión de clases a la que debieron recurrir previo a las vacaciones de invierno, cuando los intensos fríos eran imposibles de afrontar sin calefacción.

“Se trabajó mucho en estas dos semanas y la instalación nueva está finalizada, a la espera de la habilitación de Camuzzi Gas”, destacó la directiva a Ahora Mar del Plata. Ya recibieron dos inspecciones de la empresa prestadora del servicio y todo indica que este martes podrían por fín tener otra vez el suministro para poner a funcionar los calefactores.

Mientras tanto, explicó, la opción que mantienen es la estufa eléctrica. “Templamos las aulas temprano, para que cuando los chicos lleguen encuentren un ambiente agradable”, dijo. En este regreso a clases el buen tiempo y la presencia de sol ayudó. “Esperamos tener todo listo esta semana”, destacó.

Comentá y expresate