Los comercios minoristas de bienes no esenciales que formaron parte de la prueba piloto del último fin de semana no volverán a abrir hasta que lo autoricen los gobiernos de Provincia y Nación.

Fuentes del municipio aclararon que "nunca se evaluó una segunda prueba piloto" y recordaron que el último miércoles se elevaron los protocolos al gobierno provincial y que, en el medio, con autorización de Provincia y Nación, se dio curso a la prueba piloto que se realizó durante sábado y domingo de 9 a 17.

De esta manera, los pasos a seguir pasan por la aprobación de Provincia, que luego elevará el protocolo a Nación, que tiene la última palabra en la definición, luego de la evaluación del ministerio de Salud.

Mientras tanto, el intendente de General Pueyrredon, Guillermo Montenegro, mostró su conformidad con el respeto por los protocolos mostrado por los comerciantes, aunque expresó su malestar con los ciudadanos que el domingo salieron a pasear por Güemes, donde se produjo la mayor aglomeración de gente. "La prueba piloto fue para ayudar a los comerciantes, no para boludear", afirmó.

Montenegro sostuvo que "en todos los locales había alcohol en gel, se cumplieron las capacidades máximas y había doble trapo con lavandina en los ingresos". De todas formas, dijo que el domingo entre las 15 y las 17 "en la calle Güemes hubo una falta de respeto, los que fueron a tomar un helado y a pasear fueron unos irresponsables".

"No puede ser que por unos inadaptados tengan que pagar los comerciantes que quieren pagar sus alquileres y los sueldos", aseveró Montenegro. En una conferencia de prensa en el Centro de Operaciones y Monitoreo, manifestó que "hay muchas personas que quieren hacerse los vivos y faltan a la solidaridad de toda la sociedad. No podemos tener la avivada permanente de pasear o sacar el perro a 50 cuadras. No era para eso. No se puede andar sin barbijo. No se puede andar paseando o comiendo helado. No se puede consumir en la calle lo que uno compra. Es para llevarlo a su casa”.

Al respecto, anunció que "no se podrá consumir alimentos en la vía pública porque eso significa que te estás sacando el barbijo".

"Nos tenemos que acostumbrar porque esto va a ser así por un tiempo, felicito a todos los comerciantes que trabajaron muy bien. Tenemos que aprender a convivir con el virus", dijo el intendente.

"Todo el esfuerzo no puede ser empañado por un grupo de gente que en determinado sale a pasear. No puede ser que retrocedamos por un sector muy chico de la sociedad no entiende la situación que estamos viviendo", agregó.

El intendente adelantó que analizarán cambios en el protocolo para reabrir los comercios. “La prueba piloto nos permitió evaluar el protocolo que habíamos elevado a provincia. La evaluación es muy buena y quiero felicitar a los comerciantes. Mi reconocimiento para todos ellos y también para el que se quedó en su casa”, remarcó.

Comentá y expresate