El mundo Maradona ha revolucionado todo desde que llegó hace una semana a Gimnasia y Esgrima de La Plata, equipo al que como director técnico intentará salvar del descenso. Mientras tanto, desde la otra vereda de la capital provincial, en Estudiantes siguen pendientes de la salud de su máximo ídolo.

Carlos Salvador Bilardo afronta un cuadro clínico complicado, que afectó su organismo tanto como para obligarlo a permanecer internado durante largos períodos. La última vez permaneció tres meses en un centro privado, donde recién recibió el alta el pasado 17 de agosto.

Sergio Goycoechea, ex arquero y figura en el seleccionado argentino que fue subcampeón del mundo en Italia 90 bajo la dirección técnica de Bilardo, se encargó de brindar algunos detalles sobre la evolución del hombre que llegó a lo máximo que pueda pretender un entrenador, con el título de 1986. Pero también quien aun despierta polémicas por el estilo de juego que alentó y aplicó.

bilardo goyco 2.jpg

"Está atravesando un problema de salud, en algún momento mucho más complicado. Pero la fuerza que tiene –que demostró como entrenador–, esa pasión y el cómo vivir las cosas es un gran aliado para poder llevar adelante esto", dijo Goycoechea en Fox Sports.

Dio aun algunos detalles más puntuales que contribuyen a divisar una mejoría en Bilardo. “Me puse recontra feliz porque me recibió caminando, me abrió la puerta y me abrazó. Lo vi bien, ojalá siga progresando de esta manera", destacó Goycoechea en ese informe que brindó.

Dijo que esa sorpresa tiene que ver con comentarios que escuchó y lo llevaron a pensar que el director técnico atravesaba días más delicados. "Yo tenía otra imagen de todo lo que había pasado con su recuperación. Que te vaya a abrir la puerta y que te reciba caminando es una gran sensación", finalizó con una sonrisa.

Bilardo tiene 81 años y padece síndrome de Hakim-Adams, también conocido como hidrocefalia de presión normal (HPN) o hidrocefalia normotensiva. Es una enfermedad neurológica que se manifiesta habitualmente en adultos suele ser diagnosticada erróneamente como Alzheimer, Parkinson, arterioesclerosis o síntomas propios de la vejez.

Comentá y expresate