Los investigadores revelaron detalles escalofriantes tras el macabro hallazgo de un cadáver en avanzado estado de descomposición en un departamento del centro de Mar del Plata.

"El hallazgo del cuerpo fue parcial: le faltaban el cráneo, las manos, los pies y un hueso de la pierna, presumiblemente el fémur", dijo el fiscal de la causa Leandro Arévalo a Telediario, el noticiero de Canal Diez.

El cadáver de un hombre fue encontrado el viernes pasado en un departamento del piso 18 de Corrientes al 1500, y Diagonal Alberdi Sur, por personal contratado de una empresa de limpieza.

Los investigadores hallaron un documento de identidad de un hombre que habitaba el departamento. "Tenemos la hipótesis medianamente ubicada de que la persona que vivía en el departamento, que estaba denunciado como usurpado, sería quien habría fallecido en un lapso no inferior a los cinco meses", sostuvo el fiscal.

"Estimo que la mutilación del cuerpo fue post mortem con la finalidad de dificultar la identificación. Intentaron reducir el margen del descubrimiento de la verdad", agregó.

Antropólogos forenses analizarán los restos hallados en el departamento. "A partir de la información que nos pueda llegar a dar el equipo de Antropología Forense, podremos llegar a tener alguna precisión mayor sobre cuál fue la mecánica con la que se le dio muerte a esta persona", expresó Arévalo.

La Policía busca a una mujer que vivió cinco años en el departamento junto a su pareja. Los vecinos la vieron por última vez en abril de este año en el edificio. "Se menciona una tercera persona en el caso, pero todavía no tenemos mayores precisiones en cuanto a la identidad. Sí estamos orientados en su ubicación, en los lugares que frecuentaba", señaló el fiscal.

Según contaron los investigadores, en el departamento "había un perro abandonado y encerrado" que convivió durante meses junto al cadáver. "También había restos de materia fecal del animal, desorden generalizado, falta de limpieza, las condiciones eran paupérrimas", dijo Arévalo.

En abril de 2020, los vecinos declararon que vieron por última vez al hombre de unos 70 años caminar por los pasillos del edificio. El misterio que rodea al caso crece con el correr de los días.

Comentá y expresate