Desde que comenzaron su relación, Fabián Cubero insistió en implementar rápidamente la convivencia con Mica Viciconte. Ella se mostró siempre reticente porque el futbolista vive en una casa alejada del centro. La panelista, por su parte, estaba radicada en un cómodo departamento en el barrio porteño de Palermo, una ubicación estratégica para llegar a tiempo a sus diversos trabajos.

Finalmente, luego de muchas idas y venidas, Viciconte se mudó a la casa que Cubero comparte con sus tres hijas: Indiana, Siena y Allegra. De manera previa a la mudanza, la pareja realizó un acuerdo de convivencia para evitar malos entendidos. El acuerdo incluye aspectos de la economía familiar.

“La realidad es que a mí no me gusta vivir de arriba”, comenzó Mica en conversación con Susana Giménez. A lo que, rápidamente, Fabián agregó: "Pará, porque este comentario me deja como una rata ¡y yo no soy ninguna rata! Me están matando. Explicá esto”.

Para evitar cualquier tipo de especulación, la blonda explicó los detalles del pacto económico que acordó con el ex de Nicole Neuman: "Soy una mujer independiente. Por más que él sea mi pareja, yo tengo mi laburo y tengo mis gastos. Entonces le dije ‘me mudo, pero quiero aportar’".

“Hicimos un acuerdo en el que comparado a lo que él pone, lo mío es mínimo, pero yo me siento bien, me siento cómoda y puedo invitar a mis amigos porque soy parte de ese departamento. Algunas veces sí me hice la boluda con la luz y eso y lo paga él, ja ja. No es que hay algo estricto”, cerró la explicación la panelista de “Incorrectas”.

Además de los impuestos, los gastos diarios también se dividen: Viciconte paga sus gastos personales y Cubero los suyos y los de sus hijas.

Comentá y expresate