El temor a que la interna dentro del Frente de Todos le coste a los gobernadores sus puestos es algo que viene presente desde hace rato. Ya se había planteado el desdoblamiento de las elecciones, que consiste en sostener los sufragios para los roles de gobernador en una fecha distinta que las presidenciales, con el fin de despegarse de aquel conflicto interno y la decadencia de la imagen del presidencial.

Pero esta medida ya no parce suficiente para cumplir este objetivo, ya que creen que en algunos provincias el peronismo puede perder sin importar la fecha en que se realicen los comicios. Esto queda evidenciado por el desempeño que allí tuvieron en las elecciones legislativas del año pasado. En distritos y provincias en donde el peronismo suele ganar por una holgada diferencia de a la sumo dos dígitos, la distancia entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio se achico.

Es por esta razón que algunos gobernadores, liderados por Gerardo Zamora, quien cumple el cargo en la provincia de Santiago de Estero, exigen que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y su vicepresidente, Cristina Fernández de Kirchner, retomen el dialogo a fin de salvaguardar el Frente de Todos hasta las elecciones del año que viene.

Hay tres razones por las cuales Zamora cumple este rol. La primera es que, a diferencia de los demás, él tiene su cargo hasta 2025, habiendo asumido su actual mandato a fines de 2021. La segunda es que va a ir por su cuarto mandato y la tercera, quizá la más importante, es que tiene una línea de dialogo tanto con el presidente como la vice.

image.png
Gerardo Zamora lidera a los gobernadores que llaman al dialogo ente el Alberto y Cristina.

Gerardo Zamora lidera a los gobernadores que llaman al dialogo ente el Alberto y Cristina.

Así pues, mientras hay gobernadores como Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires o Jorge Capitanich en Chaco que responden directamente y hablan por la vicepresidente, Zamora puede ser considerado como un nexo entre ambas cabezas de Estado, además de también ocupar el rol de un punto de contacto constante para los gobernadores con el Poder Ejecutivo Nacional.

La prioridad ahora para ellos es mantener unido al Frente de Todos.

Comentá y expresate